lunes. 04.07.2022

Aceptan a un adolescente prodigio en 27 universidades y le ofrecen casi 4 millones de euros en becas

  • El joven, el cual ha recibido ofertas de centros universitarios como Harvard, quiere dedicarse a la ingeniería y al "espíritu empresarial"
Unas estudiantes repasan sus apuntes en las dependencias de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla
Estudiantes repasando sus apuntes

Jonathan Walker es un adolescente procedente de Florida (EEUU) que ha acaparado la atención de los medios de comunicación debido a su brillante intelecto: el estudiante ha sido aceptado en 27 universidades y le han ofrecido 4 millones de dólares en becas -unos 3,6 millones de euros-.

El joven, que desea profundamente dedicarse a la ingeniería y al "espíritu empresarial", goza de un amplio abanico de posibilidades para decidir dónde quiere cursar sus estudios universitarios en los años venideros. Entre sus posibilidades, se encuentran centros tan prestigiosos como Harvard, Stanford o MIT.

"Fue una sorpresa saber que tantas instituciones estaban interesadas, que me estaban ofreciendo la admisión… fue muy emocionante”, afirmó Walker en una entrevista reciente con ABC News. Actualmente, se encuentra en el último año de secundaria, en Panama City, donde está trabajando en la creación de un dispositivo de muñeca que permite a las personas ciegas y sordas comunicarse mejor.

El joven de origen estadounidense todavía no se ha decidido, aunque sí sabe qué centros le hacen "feliz". "No he solicitado ir a ningún lugar en el que sé que no estaré contento, así que simplemente he hecho una lista".

"Estoy interesado en la ingeniería, así como en el espíritu empresarial", declara, pues busca "crear dispositivos para ayudar a las personas". "También estoy explorando la posibilidad de desarrollar mi propia especialización, ya que tengo muchos intereses diferentes", desvela.

"Mis padres me trajeron un juego de química hace un par de años. Hallé  una manera de canalizar esa curiosidad hacia la ciencia y pronto se convirtió en ingeniería. Y, luego, a partir de ahí, realmente aprendí que podía usar la ingeniería para ayudar a las personas", afirma, y añade: "Quiero crear aparatos que ayuden a las comunidades desfavorecidas y a las personas que atraviesan problemas difíciles".

Aceptan a un adolescente prodigio en 27 universidades y le ofrecen casi 4 millones de...
Comentarios