jueves 22/4/21

Un proyecto europeo facilitará la detección de ‘fake news’ y mejorará la educación digital de profesores y estudiantes de enseñanzas superiores

Instituto Ahlzahir
Instituto / Imagen de archivo

El Departamento de Comunicación y Educación de la Universidad Loyola a través de investigadores del grupo PositiveCom participará a lo largo de los próximos dos años en un proyecto financiado por la Comisión Europea para conseguir a través de la educación en competencias digitales, formar a personas capaces de detectar la desinformación que se produce habitualmente en medios digitales. Para ello, el proyecto cuenta con el objetivo principal de actualizar los planes de estudios universitarios en cuanto a la información digital, formar a los docentes en metodologías innovadoras y ajustar las competencias digitales a las necesidades de los mercados laborales.

El objetivo principal del proyecto es la innovación en el ámbito de la alfabetización informativa digital y el papel de la educación superior en la mejora de las capacidades de las personas para gestionar información compleja, pensar de forma autónoma y crítica, utilizar los recursos de forma inteligente y ser resilientes.

Los objetivos, las actividades y los resultados finales innovarán en los métodos y las herramientas de enseñanza digital en la educación superior y educación de adultos, abordando las fake news. Se elaborarán directrices sobre alfabetización mediática e informativa analizando casos reales y se crearán herramientas de evaluación de competencias digitales entre otras acciones. Esta inclusión de herramientas, metodologías y actividades innovadoras en los programas académicos y en las instituciones de educación superior garantizará beneficios a largo plazo para la enseñanza superior y de adultos en Europa.

En la línea de este proyecto, los investigadores de la Universidad Loyola ya lideran desde 2019 el proyecto europeo SPOTTED (School Policies to Tackle Fake News), que trata de mejorar la alfabetización mediática de estudiantes y profesores de educación secundaria, así como las habilidades de comunicación e información digital, en concreto en informaciones que proceden de Internet y de redes sociales y se comparten rápidamente entre jóvenes a través de dispositivos móviles.

El nuevo proyecto coordinado por la Universidad de Bolonia cuenta con la participación de la Universidad Loyola además de la Universidad Europea del Sur Este, en Macedonia, la Asociación Española de Movilidad Internacional, Pagella Política, en Italia, GLOBSEC  y la Universidad Mateja Bela, en Eslovaquia, la Universidad de Tirana en Albania y la Escuela de Periodismo de Novi Sad en Serbia. Entre todos desarrollarán marcos educativos comunes en materia de educación digital, tal como recomienda la Unión Europea, ya que la escasez de alfabetización digital puede suponer una amenaza para que se produzcan acciones específicas de desinformación contra esos países y obstaculicen su adhesión a la UE.

La alfabetización informacional digital es el conjunto de habilidades integradas que abarcan el descubrimiento y la evaluación reflexiva de la información, la comprensión de la de la misma y la evaluación crítica de las fuentes. La competencia digital se perfila como la capacidad de buscar, recopilar y procesar información y utilizarla de forma crítica y sistemática, evaluando la relevancia y distinguiendo lo real de lo virtual al tiempo que se reconocen los vínculos.

La alfabetización informativa está directamente relacionada con la empleabilidad del individuo, para conseguir un empleo y para mantenerse en él o avanzar en el trabajo. Además, el Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de la población Adulta (PIAAC) indica que entre el 20 y el 25 % de los adultos europeos de entre 16 y 65 años con bajos niveles de competencia en alfabetización informacional digital se enfrentan a un mayor riesgo de desempleo y exclusión social. Estos han sido alguno de los conceptos inspiradores de los objetivos de este proyecto.

El proyecto cuenta  con la financiación de la Unión Europea a través del programa Erasmus + KA203: ‘Cooperation for innovation and the exchange of good practices - Strategic Partnerships for higher education’ y el apoyo del SEPIE (Servicio Español para la Internacionalización de la Educación).

Comentarios