viernes 18/9/20

Los profesores andaluces no serán responsables de los posibles contagios entre los alumnos

Labores de desinfección en una escuela (Imagen de archivo)
Labores de desinfección en una escuela (Imagen de archivo)

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha asegurado en una nota que los profesores no tendrán que cargar con la "responsabilidad de un contagio" en los centros educativos, lo que les permitirá no estar expuestos a una posible denuncia de los padres acerca de esta hipotética situación. Así se confirma en el escrito de Respuestas a las dudas y cuestiones planteadas por la comunidad educativa.

El plan que tendrán que seguir los centros educativos andaluces para la reapertura de sus instalaciones para iniciar el nuevo curso, es el protocolo de actuación covid-19, que además su preparación es obligatorio por los mismos, que consiste básicamente en las medidas de seguridad decretadas por la Junta de Andalucía el pasado 6 de julio, aunque muchos de las escuelas han presentado dudas sobre la actuación que deben seguir e incluso ha provocado la dimisión en bloque de un equipo de dirección de un centro en Sevilla.

Por lo tanto, este documento publicado este miércoles no es una ley pero sí una red de seguridad para el profesorado para que no tengan que lidiar con presión adicional ante la ya de por sí estresante preparación del curso 2020-2021. Así, si existe un contagio o la sospecha de uno, el protocolo a seguir es comunicar a la autoridad sanitaria correspondiente la situación y cumplir las medidas que dicte las mismas para actuar.

El inicio del curso el 1 de septiembre estará marcado con la realización de test para detectar el coronavirus a los 143.000 trabajadores de la enseñanza pública y concertada, así como la distribución de tres millones de mascarillas y 130.000 litros de gel hidrológico mensuales.