viernes. 21.06.2024

Javier Cortés es el nombre de este docente que asegura que tenemos un sistema educativo que califica la capacidad de los alumnos a través de sistemas primitivos que en algunos casos no puntúan ciertamente cuáles son los conocimientos de un alumno respecto a una asignatura. 

Este profesor, orientador del IES Berenguer Dalmau de Catarroja ha querido hacerse notar como docente y, para ello,  ha expuesto cuáles serían las destrezas que deberían ser reconocidas en los estudiantes y dejar atrás el sistema tradicional de docencia a través de las respuestas de un único examen o en algunos casos, varios.

De esta forma ha resaltado que no es beneficioso para el alumnado que su esfuerzo se vea mermado a través de notas que no corresponden con el trabajo realizado y que posiblemente, la calificación, también pueda verse afectada por otras circunstancias externas que hagan variar la aptitud del alumno frente al examen. 

A través de estos sistemas que no dan paso a nuevas metodologías el crecimiento personal, en valores, y docente para los alumnos se ve claramente afectado, y la enseñanza desde otro punto de vista no aporta la cognitiva adecuada para formar a los estudiantes en su totalidad. La represión por las calificaciones no debería someter a los alumnos a un continúo sufrimiento y a comparativas con otras notas. De esta forma, los colegios e institutos no bajarían ni subirían el nivel, estimularían nuevas formas de aprendizaje y de trabajo que motivarían a los estudiantes a dar todo lo mejor de ellos mismos. 

Este profesor ha expuesto su punto de vista, y en algunas ocasiones relaciona la importancia de una calificación en bachiller y el por qué de que haya que esforzarse por sacar la mejor posible, pero de la misma forma propone la eliminación de las mismas para los alumnos de primaria y de la E.S.O.

Los nuevos sistemas propuestos no dejan cabos sueltos ya que también dan respuesta a la nueva forma de enseñar, si hay una nueva forma de aprender debe ir de la mano de una modificación en la metodología que enseñaba a los alumnos en las aulas. Depende en muchos sentidos de la formación del profesorado, las capacidades que tengan para reinventarse, y cómo están organizados los centros. En el momento que comiencen a variar algunos aspectos los sistemas de docencia y con ello los calificativos darán los primeros pasos a una educación más propia del siglo en el que estamos, según profesores docentes y encargados de centros educativos. 

 

Un instituto de Valencia propone otra forma de calificar al alumno: Las aptitudes...