viernes 27/5/22

Alicia Tojeiro es maestra en un colegio público de  Oleiros, A Coruña. Ha sido recientemente reconocida por su labor y esfuerzo como docente de primaria al plantear nuevas fórmulas de trabajo con sus alumnos de 10 años, con los que aplica sus métodos para que aprendan a escuchar. Uno de los requisitos que considera indispensables es que el profesorado esté motivado y lo transmita a sus escolares. 

Dentro de su propuesta educativa plantea que hay distintas formas de enseñar que fomentan que los niños disfruten a la vez que aprenden a través de juegos, por ejemplo, pero que se requiere de un compromiso familiar para dar viabilidad a su proyecto. Imparte ciencias sociales y naturales, matemáticas, lengua y valores en los que implica tanto a sus alumnos como a los padres en los proyectos del colegio. De esta forma, se asegura de que la interacción entre el responsable del curso y los padres sea contínua. Su contacto favorece saber la situación escolar de sus hijos. Entre las actividades que realizan en las aulas entra bailar, el espray de la alegría, la goma de borrar los malos pensamientos e incluso un ejercicio de "doctor corazón", con el que los niños preguntan a los demás como se encuentran y les permite desarrollar capacidades interpersonales y de empatía con el resto de sus compañeros. La creatividad y el talento son estímulos que usa en sus clases para que sus estudiantes mantengan la parte emocional del cerebro activa. 

El horario de las clases varía en función de las necesidades y prioridades de los alumnos, aunque siempre se realizan las actividades mencionadas antes de las clases. Los contenidos de las materias se traducen a nivel práctico todos y cada uno de ellos. Los planteamientos de las asignaturas pasan por plantear un problema de matemáticas de forma natural para que a posteriori sean capaces de realizar los cálculos pertinentes. Todas las actividades están orientadas en buscar un fin social y el bienestar de la comunidad. Este fin social se ha plasmado en el reconocido juego "Limpiamundos" o "Limpiacovid", en los que ha participado Crecer Creando  de A Coruña. Limpiamundos ha sido de gran utilidad para los niños durante el confinamiento, así como también el proyecto Jarabe de la risa para que los niños sobrellevaran mejor la situación. 

Los padres de sus estudiantes fueron quienes presentaron su candidatura al Premio Educa Abanca, premio que se le ha concedido como reconocimiento por su trabajo y su compromiso con los alumnos. Además de una compensación económica de mil euros destinados a sus proyectos educativos. El respeto que fomenta Alicia Tojeiro a los animales, sus iniciativas y un libro sobre ortografía con humor y rimas son algunos de los recursos que han propiciado que reciba este merecido premio.

La mejor profesora de España propone una nueva metodología escolar: enseñar a escuchar
Comentarios