domingo. 21.04.2024

La delegada territorial de Justicia, Administración Local y Función Pública, Raquel López, ha participado hoy en el acto de fin de curso celebrado en el Centro de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) Sierra Morena. Un acto con el que “queremos motivar a los menores que están cumpliendo medidas judiciales y que se han esforzado durante el curso por formarse y realizar estudios que les facilitarán reorientar su vida y abrirse puertas en el mercado laboral”.

Según ha explicado el director del CIMI, Javier Borque, todos los jóvenes menores de 16 años que han pasado este año por el centro han estado matriculados en ESO y han asistido a clases en institutos de la zona. El resto han cursado estudios de FP Básico o ciclos formativos para la obtención de certificados de profesionalidad, tanto en centros externos como en el propio CIMI. De ellos, 19 han superado los estudios que estaban realizando si bien tanto Borque como la delegada han subrayado que el acto de hoy “es un reconocimiento a todos por el esfuerzo realizado”.

Durante su estancia en los CIMI para cumplir las medidas de internamiento que imponen los jueces, los profesionales trabajan con ellos en una intervención integral para desarrollar habilidades sociales, la aceptación de las normas, el apoyo psicológico, la terapia familiar, la autoestima, el tratamiento de adicciones o de trastornos de conducta si existen. 

Y una de las principales herramientas para lograr su reorientación y que “comprendan que tienen la oportunidad de enmendar su error y desarrollar un proyecto de vida es la formación”, ha subrayado la delegada. 

Así, desde el sistema de Justicia Juvenil, que gestiona la Consejería de Justicia, se facilita que mientras cumplan las medidas impuestas por los jueces puedan continuar  con los estudios, gracias a un acuerdo de colaboración con la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional.

También dentro de los propios CIMI se desarrollan programas formativos mediante talleres de capacitación profesional con los que los alumnos reciben un título que les reconoce habilidades laborales requeridas para desempeñar determinados empleos. 

Precisamente, los alumnos de uno de los talleres de capacitación profesional de este centro, el de reprografía, han sido los encargados de maquetar e imprimir la ‘Guía de los centros y servicios de Justicia Juvenil’ que recopila todos los recursos a disposición de los jueces de Menores en Andalucía para el cumplimiento de medidas judiciales por parte de menores infractores. El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, visitó el pasado abril el CIMI Sierra Morena para presentar la publicación y poner en valor el trabajo realizado por los jóvenes.

El CIMI Sierra Morena, gestionado por la entidad Adis Meridianos, cuenta con 45 plazas en total: masculinas, femeninas y de internamiento terapéutico. Es uno de los 13 Centros de Internamiento de Menores Infractores que actualmente existen en Andalucía, con 700 plazas. En la provincia de Córdoba, junto al CIMI Sierra Morena se encuentra el CIMI Medina Azahara, con 67 plazas masculinas y gestionado por la Fundación Diagrama.

Menores infractores del CIMI Sierra Morena celebran el fin de curso