sábado. 18.05.2024

El diputado por el PSOE de Córdoba en el Congreso Alberto Mayoral ha valorado que más de 7.300 alumnos y alumnas de la provincia de Córdoba hubieran recibido algún tipo de refuerzo educativo durante el pasado curso 2022/2023, según la ‘Estadística de las Enseñanzas no Universitarias’ publicada esta semana por el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes, una cifra que en todo el país se eleva a casi 967.000 alumnos y alumnas, de los que casi un tercio recibieron apoyo educativo por necesidades asociadas a discapacidad o trastornos graves.

Mayoral ha incidido en que el Gobierno de Pedro Sánchez “sigue apostando por el futuro de los y las jóvenes” y como prueba ha expuesto la aprobación del decreto que aumenta los umbrales de renta que determinan quién puede recibir becas para estudiar y cuánto reciben, entre ellos los alumnos con necesidades especiales.

Así, ha comentado que la mayor partida de la historia en becas, en la que el ejecutivo de Pedro Sánchez va a invertir 2.535 millones de euros que se van a repartir a un millón de beneficiarios, incluye como gran novedad la rebaja del porcentaje de discapacidad del 33% al 25% para que el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo pueda solicitar una ayuda. Una medida que Mayoral calcula que beneficiará a otros 10.000 estudiantes.

“Los números, una vez más, avalan la gestión del Gobierno, ya que la partida de becas y ayudas ha experimentado una subida del 66% en seis años”, ha recalcado antes de abundar en los resultados del estudio sobre alumnado con necesidades especiales.

El análisis muestra que en el caso de Córdoba la mayoría del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo son hombres, el 61%, por un 39% de mujeres, una correlación que coincide con el total nacional de estudiantes que, además, representan el 12% del total del alumnado, un 2% más que en el curso anterior.

Además, alrededor del 80% de estos alumnos se concentra en las enseñanzas básicas: un 42,5% en la Educación Primaria y un 32,5% en la ESO y el 4,3% Educación Especial específica, mientras que las discapacidades más frecuentes en el alumnado con necesidades educativas especiales son los trastornos del espectro autista (29,7%), la discapacidad intelectual (26,1%) y los trastornos graves de conducta (13,5%). El 5,9% sufre discapacidad motora, el 3,5% discapacidad auditiva y el 1,5%, discapacidad visual. Un 4,5% son alumnos con pluridiscapacidad.

En Córdoba, el diputado ha reseñado que del total de alumnado con necesidades educativas especiales, el 75% está escolarizado en centros educativos públicos, mientras que el 22% lo está en centros educativos concertados y el resto en colegios privados.

Por tipo de discapacidad, los mayores porcentajes de escolarización en centros ordinarios corresponden a los trastornos graves de conducta (98,1%), trastornos graves de la comunicación y el lenguaje (98%) y discapacidad auditiva (95,5%). El menor nivel de escolarización en centros ordinarios se da entre el alumnado con pluridiscapacidad, con un 40,9%. Dentro del alumnado con otras necesidades específicas, destaca el que recibe apoyo educativo por situaciones de vulnerabilidad socioeducativa, que supone un 36%. Les siguen los alumnos con trastornos del aprendizaje (31%), trastornos de la atención (7,8%), trastornos leves y moderados del desarrollo del lenguaje y la comunicación (7,7%), y los alumnos con altas capacidades intelectuales (7,3%).

Más de 7.300 alumnos cordobeses han recibido algún refuerzo educativo