domingo. 16.06.2024

El fin del temporal de lluvias está previsto para este fin de semana. Sin embargo, según señala el sector de Enseñanza de UGT Servicios Públicos (UGT SP) en Córdoba, las predicciones meteorológicas auguran una baja de temperaturas que “podrán más en evidencia, si cabe, las graves deficiencias en la climatización de las aulas de los centros escolares en la provincia de Córdoba”.

El secretario provincial de Enseñanza de UGT SP Córdoba, Juan Carlos Varo, advirtió del incumplimiento de varias normas, entre las que destacó el Real Decreto 485/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo, “al no garantizar unas condiciones laborales dignas para el profesorado, que en su Anexo III, punto 3 dice que la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados centígrados” y el “incumplimiento sistemático” de la Ley 1/2020, de 13 de julio, para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables, y aseguró que “se legisla sobre el papel, pero luego no se dota económicamente para que la ley se cumpla, condenando a los centros educativos a sufrir unas condiciones ambientales dentro de las aulas que suponen un riesgo para la salud, tanto para el alumnado como para los docentes”

Por otra parte, Varo defendió el papel de los consistorios y señaló que “no es de recibo que sean los propios Ayuntamientos los que se vean obligados a hacer la inversión de dotar a los centros educativos de los medios para afrontar la ola de frío, pues no tienen la competencia de hacerlo o, peor aún, que las AMPAS o los propios centros se estén encargando de acondicionar las aulas para este fin, sin obtener ningún tipo de ayuda por parte de la Administración andaluza, que es la competente para hacerlo”.

El secretario ugetista reveló la información de diversos documentos oficiales del Ministerio de Sanidad que indicarían la fuerte relación que podría producirse entre la inadecuada ventilación y los contagios gripales o por COVID, y señaló que en estos se indica que “una mejora de la ventilación natural hará un edificio más seguro, aunque podría no alcanzar las condiciones óptimas de confort, además de aumentar el consumo energético” y destacó que “hay que contemplar que la ventilación natural debe realizarse cuando no suponga un riesgo para la salud, como es el caso actual con la ola de frío”.

Varo hizo alusión, asimismo, al informe de la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), que indica que la ventilación de las aulas por medios naturales puede no ser suficiente en ocasiones para evitar contagios y recordó que en las conclusiones del documento se especifica que “la rehabilitación de la envolvente térmica de los edificios y la instalación de sistemas de ventilación mecánica con recuperación de calor se presentan como la solución más acertada para aunar ambas necesidades”.

El secretario de Enseñanza de UGT Córdoba, señaló que las propuestas de este sindicato estarían basadas en las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y del informe de la PEP, realizado “tras analizar durante un año lectivo y validar más de 700.000 parámetros en 36 centros escolares de 33 ciudades españolas”. En concreto, indicó, “nuestra propuesta va en la vía de mejorar la envolvente térmica de los edificios para reducir la demanda de energía y garantizar una simetría de temperaturas en el interior de las aulas que permita mayores niveles de confort higrotérmico, entendido como la ausencia de malestar térmico y la instalación de sistemas de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor que garanticen unos adecuados niveles de ventilación sin pérdidas energéticas y que permiten, a su vez, la instalación de filtros HEPA, o aquellos que reduzcan la presencia en el aire de compuestos orgánicos volátiles (COVs), partículas (PM), alérgenos y otros elementos nocivos, lo que permitiría, a su vez, un mayor control sobre la humedad relativa interior”.

Juan Carlos Varo finalizó instando a la Junta de Andalucía a implicarse en dar solución “a una situación que unifica las bajas temperaturas con una época de una tasa elevada de contagios que, recordemos, no sólo afectarían a los escolares y a los docentes, sino que también a sus familias entre las que podríamos encontrar personas de avanzada edad o con algún tipo de dolencia sobre la cuál un contagio de gripe o COVID podría ser letal, por lo que no sólo hablamos de temperaturas en las aulas, sino también de evitar contagios y salvar vidas con la prevención”.

Alto nivel de contagios por la mala ventilación de las aulas con la ola de frío