domingo 20/9/20

Los alumnos madrileños que utilicen el móvil en clase podrán ser expulsados o castigados sin recreo

Esta nueva norma comenzará con el inicio del nuevo curso en septiembre
Los alumnos madrileños que utilicen el móvil en clase podrán ser expulsados o castigados sin recreo

Los alumnos de la Comunidad de Madrid que hagan uso del móvil durante las clases podrán ser sancionados con la expulsión del aula o la privación del tiempo de descanso. 

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, ha modificado el Marco Regulador de la Convivencia en los Centro Docentes de la región madrileña para incorporar la prohibición del uso de teléfonos móviles y otros dispositivos tecnológicos que entrará en vigor con el inicio del nuevo curso en septiembre. El incumplimiento de esta nueva norma supondría una falta leve, que si en reiteradas ocasiones se repitiera podría conllevar a la expulsión del alumno. 

En la Consejería de Educación señalan que, "sin perjuicio de la aplicación de medidas correctoras", los móviles, tabletas u otros objetos "podrían ser retirados hasta la finalización de la jornada escolar en caso de uso inadecuado o en momentos no permitidos". "En todo caso, el tutor del alumno tendrá la última decisión", puntualiza un portavoz.

La prohibición expresa del uso del móvil en el ámbito escolar, que se estrenará el próximo curso, va a afectar a 800.000 estudiantes de 1.700 centros públicos y concertados. En un primer momento se decidió que la norma fuera de obligado cumplimiento dentro del aula dejando a la discreción de los equipos directivos la ampliación de esta restricción al patio, pero finalmente con carácter general tampoco podrá utilizarse durante el tiempo de descanso entre clase y clase.

Educación quiere resaltar que esta iniciativa se enmarca en un "claro compromiso con el uso responsable de las nuevas tecnologías" por parte del Gobierno regional "encaminado a la mejora de los resultados académicos de los alumnos, especialmente de los que tienen mayores dificultades para el estudio, y la lucha contra el ciberacoso y el bullying".

Entre las excepciones a la prohibición están los casos en los que "esté expresamente previsto en el proyecto educativo y siempre con fines didácticos". Tampoco será de aplicación a los niños y adolescentes que necesiten tener un dispositivo "por razones de salud o discapacidad".

La medida se aplicará en todas las etapas de enseñanza no universitaria salvo de cero a tres años. Madrid será así la tercera autonomía después de Galicia y Castilla-La Mancha que limita el uso de móviles en los centros educativos

Comentarios