viernes 18/9/20

Los niños con resfriado nasal y dolor de garganta tendrán que ir a clase salvo que tengan fiebre

Las dos primeras semanas los alumnos llevarán mascarilla a partir de los 6 años
Vuelta a los colegios. Imagen de archivo
Vuelta a los colegios. Imagen de archivo

El Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) actualizó ayer las medidas sanitarias en el ámbito educativo de cara al nuevo curso escolar, que empieza el próximo lunes 14 de septiembre y ha determinado un listado de síntomas que pueden ser manifestaciones de una infección por coronavirus. Entre estos, se excluye el resfriado nasal (con o sin mucosidades) y el dolor de garganta si no va acompañado de fiebre.

En cambio, una temperatura superior a 37,5ºC, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolores musculares, cefalea, dolor de estómago, con vómitos o diarrea, y la pérdida de olfato o gusto (en niños mayores o adolescentes) pueden ser indicios de enfermedad por Covid-19. Ante estos síntomas, se recomienda seguir el consejo de los servicios sanitarios antes de llevar a los niños a la escuela. Los síntomas más frecuentes de la Covid-19 son fiebre (60% de los casos), fatiga (40%) y dificultad respiratoria (31%).

Procicat considera que, dado que el dolor de cuello y el resfriado nasal son “muy habituales” en los niños, sólo deberían considerarse síntomas potenciales de Covid-19 cuando van acompañados de fiebre u otras manifestaciones del listado mencionado.

Se rebaja la edad obligatoria de llevar mascarilla de los 12 a los 6 años

Como medida sanitaria adicional se rebaja la edad obligatoria de uso de mascarilla de los 12 a los 6 años durante, al menos, las dos primeras semanas del curso. El comunicado justifica la medida porque “el alumnado aún no proviene de un grupo estable”. Pasado los 14 días, se revisará la obligatoriedad a partir de los 6 años y hasta los 12 años, y se determinará en función del territorio y del estado de la pandemia. Todos los miércoles se comunicará a cada escuela si el lunes siguiente continúa la obligatoriedad de llevar o no mascarilla. No se especifica el criterio que se seguirá para determinar el estado de la epidemia.

En la revisión del protocolo de gestión de casos de Covid-19, publicado el 13 de agosto, Procicat añade también la realización de test PCR a los compañeros de un positivo en la misma escuela (en un sitio ventilado), “siempre que sea posible”, para facilitar la recogida y evitar desplazamientos a los centros de atención primaria. Se seguirá este procedimiento incluso aunque el positivo se conozca un viernes. En ese supuesto, los niños volverán el lunes al colegio y se harán allí la prueba. “Los contactos seguirán asistiendo a clases hasta que no se indique la cuarentena”, añade el documento.

Desde el inicio del curso escolar, se irán incorporando nuevas medidas, según señaló ayer el director general de Centres Públics, Josep Gonzàlez-Cambrany, que informó que los centros están también obligados a controlar la temperatura de los alumnos. Esta medida obligará a equipar de nuevo a los centros con termómetros, ya que cada escuela e instituto, independientemente de su tamaño, ha recibido un dispositivo, lo que hace inviable en tiempo revisar a todos los estudiantes.

Procicat también acordó la prohibición de celebrar reuniones en las escuelas, sean personal del centro o reuniones con familias. Sólo serán presenciales “de forma excepcional” en grupos inferiores a 10 personas. En las últimas horas, antes de que estuviera en vigor esta medida, la detección de positivos en centros obligó a aplazar el inicio de curso de un centro de Sant Vicenç dels Horts y a confinar al equipo directivo y personal administrativo de un instituto de Sitges. En total, desde el 1 de septiembre se han detectado 36 trabajadores con PCR positivo. También ha habido casos de alumnos.

El documento aprobado también especifica que el uso de la mascarilla es obligatorio para los adultos, a excepción de los docentes de educación infantil (de 0 a 6 años), cuando su uso interfiera “gravemente” el objetivo pedagógico.

Comentarios