jueves 2/12/21

Las aulas andaluzas deberán implementar la ventilación natural o forzada: 10 o 15 min al inicio y durante el recreo

Así lo siguen estableciendo las autoridades sanitarias, tanto el Ministerio de Sanidad como la Consejería de Salud y Familias  

Una de las aulas de terapia del Centro Infantil de Atención Temprana del Hospital San Juan de Dios de Córdoba
Incidencia de Covi-19 por provincias en la educación de Andalucía.

La Consejería de Educación y Deporte ha aclarado que las autoridades sanitarias siguen manteniendo el mismo criterio respecto a la necesidad de una ventilación natural en los centros educativos dentro de las medidas de prevención y protección contra la Covid-19, sin que pueda sustituirse por la utilización de purificadores de aire. La Consejería de Salud y Familias, en su informe aclaratorio sobre ventilación en las aulas del pasado mes de diciembre, puntualizó que "en la actualidad, no consta la existencia de estudios publicados que establezcan una relación directa entre el uso de sistemas de purificación mediante filtrado en las aulas y su efecto directo en la disminución de la transmisión del SARSCoV-2 en las mismas".

Asimismo, el Ministerio de Sanidad, en el anexo VI del documento de Medidas de Prevención, Higiene y Promoción de la Salud frente al Covid-19 para centros educativos en el curso 20-21, actualizado el pasado día 8 de febrero, "no considera necesario recomendar la adquisición generalizada de sistema de filtración y purificación de aire para dotar a todos los centros educativos. La aplicación de las normas publicadas sobre ventilación natural o forzada (mecánica) se considera que es suficiente para reducir o eliminar el riesgo de transmisión en la gran mayoría de los casos".

En el punto 3, sobre Limpieza, Desinfección y Ventilación del centro, el Ministerio establece que "la ventilación natural es la opción preferente. Se recomienda ventilación cruzada, si es posible de forma permanente, con apertura de puertas y/o ventanas opuestas o al menos en lados diferentes de la sala, para favorecer la circulación de aire y garantizar un barrido eficaz por todo el espacio".

Añade que "se deberá ventilar con frecuencia las instalaciones del centro, a poder ser de manera permanente, o al menos durante 10-15 minutos al inicio y al final de la jornada, durante el recreo, y siempre que sea posible entre clases, garantizando además una buena ventilación en los pasillos; y con las medidas de prevención de accidentes necesarias. El tiempo de ventilación mencionado de 10-15 minutos es orientativo y debe adaptarse a las condiciones y características de cada aula".

Las aulas andaluzas deberán implementar la ventilación natural o forzada: 10 o 15 min...
Comentarios