jueves 22/4/21

La Inspección de Trabajo evidencia el frío en las aulas cordobesas ya que muchas de ellas rozaron los 10º en invierno

b5073ee4cc9d0dc2ed91714b1f7b45f2000057
Foto de un aula cortesía de CCOO

La Inspección de Trabajo ha dado la razón a CCOO, cuyo Sindicato de Enseñanza denunció el pasado enero las temperaturas registradas en varios centros educativos de la provincia por incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) por bajas temperaturas.

La Ley de PRL establece que en los locales de trabajo cerrados donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares, la temperatura estará comprendida entre 17 y 27 grados centígrados. En enero, durante la borrasca Filomena, se pudo comprobar que algunas aulas no alcanzaban esa temperatura mínima.

La Inspección de trabajo determina que: “Se parte en todo caso del incumplimiento de la normativa reglamentaria en relación a la temperatura del aire, que en algunos casos con temperaturas cercanas a los 11 grados pudo generar estrés térmico por frío”.

El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Córdoba exige que esta respuesta estimatoria no se quede en papel mojado y signifique un verdadero cambio en la climatización. “Esto no es un problema puntual del invierno, ya que cuando llegue la primavera y el verano el incumplimiento será al contrario y se superarán ampliamente los 27 grados”, remarca el secretario General de dicho sindicato, Francisco Cobos, quien recuerda que “los protocolos anti-covid dificultarán todavía más la estancia en los centros educativos tanto de alumnado como de profesorado”.

Comentarios