domingo 20/9/20

Inquietud entre padres y profesores sobre cómo se garantizará salud y educación a tan solo un mes del inicio del curso

Alumnos en clase. Imagen de archivo
Alumnos en clase. Imagen de archivo

A tan solo un mes para la apertura del nuevo curso escolar, el 14 de septiembre, todavía hay muchas incertidumbres por cómo luchar contra la pandemia del Covid-19. Familias y profesores admiten que la presencialidad es lo mejor para la educación, pero cuestionan el cómo será el día a día con las medias de seguridad y qué pasará en el caso de que se produzca un brote en una clase.

Todos los países afrontan esta situación con incertidumbre, pero la mayoría de ellos han optado por dividir al alumnado en grupos estables de alumnos para que, si fuera el caso, pudieran confinarse si se da un positivo entre ellos, y así no tener que confinar a todo el colegio.

En Cataluña, el Departament d'Educació está elaborando, junto al de Salut, un nuevo protocolo que se dará a conocer este jueves y baraja la incorporación de una enfermera al centro escolar.

La seguridad sanitaria en el centro estará garantizada con las medidas de higiene personal, limpieza y ventilación de aulas, salas de aislamientos en caso de positivos por la Covid-19 y realización de circuitos no Covid-19 para evitar la propagación del virus.

Por otro lado, los padres deberán tomar la temperatura a sus hijos antes de salir de casa, si al niño le da fiebre, aunque sea por un resfriado, no se llevará al niño al colegio y se le realizará la prueba PCR.

¿Qué ocurriría en el caso de que se diera un positivo?

En el caso de que un niño o profesor de positivo, toda su "segunda familia", incluido el profesor, deberán ire a casa y se les realizará una PCR a todos los compañeros.

Comentarios