lunes. 03.10.2022

En marzo de 2020, la comunidad educativa de Córdoba, España y la mayor parte del mundo se dio cuenta de una cosa: no habíamos desarrollado una infraestructura y una cultura suficientes para la educación online, señalada por numerosos expertos como una modalidad con mucho futuro. Así lo reflejaron informes de organismos tan importantes como la Unesco. Sin embargo, dos años después, se puede decir que hay algunos nichos educativos que sí han sabido aprovechar la oportunidad que nos trajo la Covid-19: los idiomas, la FP y la informática.

Enseñanza | Archivo
Enseñanza | Archivo

 

Nunca antes fue tan fácil hablar y estudiar otros idiomas

Nadie puede dudar de que la mejor manera de aprender un idioma es entrando en contacto con personas nativas de dicha lengua. Y gracias a las nuevas tecnologías, esto ahora es muy fácil sin tener que viajar miles de kilómetros. Según un informe del sitio especializado Preply, desde el fin de las restricciones se ha multiplicado por tres la cantidad de estudiantes que buscan clases en línea. Un incremento que llegó a su pico en septiembre de 2020, cuando los estudiantes online se multiplicaban por 10 con respecto a 2019, que era un momento en el que, por cierto, ya se apreciaba un aumento del interés por este tipo de educación.

FP a distancia: un boom que no para

Una de las buenas noticias a nivel educativo en España es que la Formación Profesional, por fin, parece despegar: el aumento de las matriculaciones en los ciclos formativos de grado medio y grado superior es generalizado. En este nivel educativo también se pusieron en marcha grandes medidas para facilitar la educación online durante la pandemia, pero parece que la iniciativa la lleva ahora el sector privado con grandes inversiones para implementar un ecosistema propicio para ello: clases en directo en streaming, vídeos íntegros de las clases en las aulas virtuales, recursos interactivos… Ahora queda por resolver el reto de aumentar también el número de profesores en este nivel educativo, que no está creciendo al ritmo del alumnado.

Informática a distancia, para cubrir importantes lagunas

En el mundo de la informática y las nuevas tecnologías, la economía va más adelantada que la educación. Y eso se puede apreciar en la alta demanda de perfiles muy técnicos que no pueden ser cubiertos en las empresas porque, sencillamente, la oferta educativa aún es escasa. Hay dos casos realmente evidentes: los analistas de Big Data y los expertos en ciberseguridad. Por ello, cada vez son más habituales los cursos especializados que se imparten en la modalidad online para tratar de formar profesionales en esta materia. Así lo reflejamos en este artículo de nuestro diario, en el que recogemos el interesante programa llamado Hackea tu futuro.

En resumen: la enseñanza de idiomas, la Formación Profesional y los cursos especializados en informática son tres ejemplos de que la educación virtual no pretende desplazar a la educación presencial tradicional, pero sí representa un interesante complemento a ella.

Idiomas, FP e informática, puntas de lanza de la educación online
Comentarios