viernes 21/1/22

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha afirmado que "no tratan de imponer absolutamente nada y solamente cumplen con la ley" al celebrar el 14 de junio el Día de la Memoria Histórica y Democrática en los centros docentes, mientras que el diputado de Vox Macario Valpuesta apuesta por "celebrar los hechos con ecuanimidad" en lugar de "imponer una memoria histórica sesgada y hemiplégica" y "adoctrinar y manipular a lo jóvenes".

El consejero, que ha comenzado su intervención lamentando el fallecimiento de la docente de Marbella (Málaga) cuya muerte se investigado por posible vinculación con la vacuna de AstraZeneca, ha recordado que la ley fija el 14 de junio en el calendario escolar como Día de la Memoria Histórica, toda vez que ha añadido que "en los currículos de Primaria y Secundaria se dispone que se deberían incluir de manera transversal los elementos vinculados a este hecho" y que la Consejería publicó instrucciones para ello.

"El objetivo es tener conocimiento de unos hechos que perduran en la memoria" y que "desde una óptica rigurosa y objetiva adquieran una visión real de los hechos que acaecieron", ha señalado, para precisar que las actividades docentes "tienen carácter transversal y que las actividades extraescolares deben ser de carácter voluntario".

Por su parte, el diputado de Vox Macario Valpuesta, quien también ha lamentado el fallecimiento de la profesora de Marbella, ha afirmado que "lo que caracteriza a un país libre es que no hay voces oficiales que se puedan imponer desde el BOE", al tiempo que ha calificado de "absurdo" la versión "única y deficiente" sobre determinados episodios históricos.

Valpuesta ha señalado que la memoria histórica "fue una ocurrencia de Rodríguez Zapatero, que no tenía interés por purificar la historia sino que se dio cuenta de que si controlaba el pasado controlaba el presente y el futuro", y ha indicado que esta ley "da un plus de legitimidad" a determinados partidos y sindicatos "a pesar de no tener un comportamiento ejemplar" y "sirve para deslegitimar las fuerzas de centro y de derechas".

"Nos parece fatal que esto lo haga la izquierda, pero que lo hagan partidos que se presuponen liberales o centristas nos parece de traca, porque a la inmoralidad de presentar una visión única del pasado bastante maniquea se une que va contra los intereses de sus propios partidos y votantes", ha manifestado el diputado de Vox, quien ha preguntado sobre si en los centros "se tienen en cuenta otros hechos como que de 1931 a 1939 ardieron miles de iglesias, fueron asesinados 13 obispos y más de 6.000 sacerdotes, y mucho patrimonio de las hermandades fue saqueado cruel y estupidamente".

"Incluirán en su memoria histórica hechos dramáticos como el bombardeo de Cabra, el 7 de noviembre de 1938" o que "el colectivo femenino más castigado fueron las monjas, con la tortura y asesinato de 238 de ellas", se cuestionan desde Vox.

"La mayor parte de españoles han superado el trauma de estas brutalidades y nos parece un error gravísimo establecer un juicio maniqueo de que la guerra civil fue un conflicto entre buenos y malos, porque unos defendían la democracia y otros el fascismo", ha dicho Valpuesta, que añade que, por tanto, "sería más lógico celebrar estos hechos con ecuanimidad o dejar que estas cosas sean juzgadas por los historiadores, en lugar de imponer una memoria histórica sesgada y hemiplégica", porque en caso contrario "pensaremos que lo que se está haciendo en adoctrinar y manipular a nuestros jóvenes, cosa que niegan".

Imbroda le ha respondido que "no tratan de imponer absolutamente nada, solamente lo que estamos haciendo es cumplir con la ley". "Los que tenemos responsabilidad pública no podemos estar saltándonos las leyes, nos gusten o no". "No tratamos de imponer, tratamos de cumplir" y "creo que esto debería estar en el ámbito histórico no en el político".

"Aquel terrible conflicto no es un conflicto de buenos contra malos, es una consecuencia de un contexto histórico que nada tiene que ver con el actual, aunque algunos especialmente quieren remover esas raíces y asentarse en esos sectarismos", porque "les da rédito político". "Yo los califico como vividores ideológicos", ha subrayado, para añadir que "nos limitamos a que se pueda conmemorar ese día, que forme pare del conocimiento y no queremos salirnos de ahí".

De esta manera, Imbroda ha aclarado que espera que seamos capaces de "sobrevolar aquellos que viven del enfrentamiento ideológico y nos quedemos con el conocimiento de unos hechos que tenemos que conocer para que no se repitan", ha manifestado Imbroda, quien ha insistido en que los colegios e institutos "no pueden ser espacios de revanchas ideológicas; tiene que haber conocimiento, no revanchas". "Desde que fui nombrado consejero toda mi intención ha sido intentar despolitizar la educación", ha concluido.

Valpuesta, por último, ha señalado que "entiende sus buenas intenciones" pero "debe saber que desgraciadamente en nuestros centros este día se celebra con un sesgo muy marcado, hacen un verdadero adoctrinamiento entre buenos y malos".

Los centros escolares andaluces "no pueden ser espacios de revanchas ideológicas; tiene...
Comentarios