domingo 26/9/21

El Gobierno de Andalucía garantiza entornos saludables y seguros para la vuelta al colegio

Clase en un colegio. Imagen de archivo
Clase en un colegios. Imagen de archivo

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha tomado conocimiento del protocolo con las medidas y recomendaciones para centros y servicios educativos docentes no universitarios de la comunidad autónoma, elaborado por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica y consensuada por los diferentes agentes implicados. Este documento es fruto del trabajo que vienen realizando las consejerías de Salud y Familias de Educación y Deporte desde el pasado mes de mayo y que fue remitido a los centros en julio.

Con este documento se pretende eliminar y/o reducir y limitar las posibilidades de transmisión del virus SARS-CoV-2, creando entornos escolares saludables y seguros a través de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud adaptadas a cada etapa educativa. Además, se posibilita la detección precoz de casos y gestión adecuada de los mismos a través de protocolos de actuación claros y de coordinación de los agentes implicados, ofreciendo un marco común que pueda ser adaptado según la realidad de cada centro educativo y su contexto local.

Además, se crea la figura del sanitario escolar Covid-19 para todos los centros educativos independientemente de su titularidad: públicos, privados o concertados. Esta figura está vinculada a un Centro de Salud o Área de Gestión Sanitaria y tendrá línea directa con los centros y servicios educativos.

Plan de contingencia

En cada centro o servicio educativo se constituirá un equipo de Covid-19, que deberá elaborar un Plan de Actuación específico del centro y contemplará, de forma concreta, todas las medidas que deban ser tomadas en los diferentes escenarios posibles, previendo la disponibilidad de los recursos humanos y materiales necesarios para abordar cada situación con las garantías necesarias, además de supervisar su correcta ejecución para poder tomar las medidas correctivas necesarias. Estos escenarios deben contemplar, al menos, la posibilidad que uno o varios discentes o docentes puedan estar en situación de cuarentena; que uno o varios grupos-clase puedan estar en situación de cuarentena; y que el centro pueda cerrarse a la docencia presencial.

Igualmente, el Plan de Actuación debe incluir medidas de prevención personal y para la limitación de contactos, medidas de higiene relativas a los locales y espacios, actuaciones ante sospecha y/o confirmación de casos, comunicación con la comunidad educativa y actuaciones de educación y promoción para la salud.

Medidas referidas a las personas trabajadoras

Además de las medidas generales establecidas, todos los trabajadores tendrán permanentemente a su disposición en el lugar de trabajo agua y jabón o geles hidroalcohólicos o desinfectantes, siendo obligatorio el uso de mascarillas.

También se deberán adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos laborales y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes.

Se recomienda el uso por parte de los profesores, durante su actividad docente, de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo. En el caso del personal docente de educación infantil y especial, así como en el de apoyo, se valorará el uso de otros materiales de protección transparentes adaptados a las necesidades del alumnado, así como el uso de guantes para actuaciones concretas de contacto estrecho de mayor riesgo.

Se deberá reducir al mínimo posible el uso de útiles o elementos comunes o que puedan ser compartidos por los trabajadores y/o docentes, tales como bolígrafos, libretas, teclados, pizarras táctiles, teléfonos u objetos usados durante la intervención educativa o no educativa, en los casos que no sea posible desinfectarlos entre cada uso.

Todo el personal, durante el desarrollo de su labor, deberá adoptar las medidas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad.

Medidas para el alumnado

En cuanto a las medias referentes al alumnado, se dispondrá de geles hidroalcohólicos a la entrada del centro y en las aulas y se asegurará que los usen cada vez que entren o salgan de las mismas, sin menosprecio del lavado constante y repetido con agua y jabón. Para los niños y niñas que se metan las manos frecuentemente en la boca no se recomienda el uso de geles hidroalcohólicos, sino el lavado de manos con agua y jabón.

Será preceptivo que el alumnado use mascarillas higiénicas o quirúrgicas en los desplazamientos y en la circulación dentro del centro, así como sentados en su mesa. También será obligatorio el uso de mascarilla en los talleres o aulas específicas de uso compartido por distintos grupos-clases. En la organización del aula se procurará la mayor distancia posible entre las mesas o pupitres.

Durante los recreos y en los tiempos de espera para pasar al comedor y de recogida al final de la jornada, será preceptivo el uso de mascarilla.

En el caso de educación infantil y educación especial, así como en primero de Primaria, en los que no es obligatorio el uso de mascarilla, se podrán establecer grupos de convivencia escolar. No obstante, estos alumnos sí deberán hacer uso de la mascarilla en las zonas comunes, entradas y salidas, así como durante el transporte escolar.

El alumnado deberá evitar compartir objetos o material escolar, procurando que no cambien de mesa o pupitre durante cada jornada. Igualmente, se recomienda el lavado diario de la ropa del alumnado.

Comentarios