sábado 12/6/21

Los niños españoles, entre los que más necesitan mejorar su comprensión lectora del mundo, según diversos informes

Los informes PISA, PIRLS y TIMMS dejan ver que España necesita mejorar sus niveles de comprensión lectora entre los más pequeños y también entre los adultos.
Niños leyendo

España es un país que necesita mejorar en temas como la comprensión lectora. Esto no quiere decir que los niños no lean o no disfruten de aquello que leen, "en paralelo se detecta un problema de comprensión lectora, es decir, que no entienden lo que leen. Si no se atiende a este problema de comprensión lectora trabajando desde la lectura intensiva e integrando de forma coordinada la lectura en todas las asignaturas, poco a poco, los niños y niñas van abandonando el hábito lector”, declara Ester Trigo Ibañez, profesora del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Cádiz.

Según esta profesora los malos números pueden deberse a un mal enfoque dentro del ámbito escolar y a la falta de concienciación de las familias sobre lo importante que es leer y cómo aprovechar varias situaciones cotidianas para escribir y leer con sus hijos y así hacer el habito.

“Los niños y los adolescentes tienen tan mala comprensión lectora porque cada vez nos resulta más innecesaria en nuestra vida cotidiana. En realidad nos basta con dejar en visto libros, artículos, mensajes de texto o hilos de Twitter, para pasar a otra cosa. Pararse a comprender un texto es un ejercicio de estilo muy siglo XX, como escuchar un disco completo o ir al cine. Experiencias ya para académicos o snobs. Hoy en día nos han convertido en unos yonquis del impacto. No es raro que vaya consolidándose una neolengua plagada de oxímoron: hechos alternativos, posverdad, fake news, feminismo liberal, crecimiento negativo, inmigración ilegal”, dice con firmeza Juan Santiago Mellado, El profesor de Lengua y Literatura de Secundaria y Bachillerato.

El profesor José Luís se muestra también en contra del bilinguismo, “Invito a ver el documental La chapuza del bilinguismo, esto supone convertir la lengua de un porcentaje relevante de las materias del currículo en inglés. Si lo poco que leen los chicos lo hacen en clase y se reducen las horas en las que lo hacen en español, ¿cómo podemos esperar que su comprensión lectora, gramática o su vocabulario no se vea afectado?”

El profesor considera que en las aulas se debería enseñar a los niños como expresarse y comprender en su propio idioma, el español, y luego ya se vería que otros idiomas se pueden enseñar.

 

Comentarios