martes. 28.06.2022

CSIF, sindicato mayoritario en la Educación Pública en Córdoba y en Andalucía, lamenta que “las altas temperaturas y la falta de acondicionamiento de la mayoría de los centros educativos para afrontarlas provoquen, un año más, importantes problemas en la actividad cotidiana en las aulas”. El sindicato insta a la Consejería de Educación y Deporte a autorizar a los centros a reducir o flexibilizar la jornada lectiva, e incluso a autorizar, si es necesario, la no asistencia a clase del alumnado, ante la ola de calor que vive la capital y la provincia.

Asimismo, reclama a la Administración “seriedad” y “diligencia” en la aplicación de la Ley de Bioclimatización, aprobada en el Parlamento hace ahora dos años (concretamente el 2 de junio de 2020) “sin que se hayan dado pasos relevantes que se traduzcan en mejoras sustanciales en este ámbito”. Así lo pone de manifiesto el responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Antonio Pachón, quien critica que, “de nuevo, las elevadas temperaturas propias del final de curso hagan que alumnado y profesorado tengan que sufrir unas jornadas escolares tórridas al no disponer de medios adecuados para combatir esta situación”.

“Muchos centros educativos en Córdoba aún no cuentan con la climatización adecuada atendiendo a la normativa vigente y a la realidad a la que se exponen año tras año el profesorado, el alumnado y el personal de administración y servicios de los centros”, según explica Pachón, quien subraya que “se trata de un tema que afecta de forma directa a las condiciones laborales del profesorado y del personal de administración y servicios (PAS), así como al confort del propio alumnado”.

En esta línea, el representante sindical alude al “incumplimiento sistemático” de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales sobre las temperaturas que se deben mantener en los centros de trabajo, que, en ningún caso, deben superar los 27 grados como máximo. En relación a la norma aprobada hace dos años en la Cámara andaluza, “el avance sobre este tema ha sido nulo o escaso, volviéndonos a enfrentar un año más en la recta final del curso escolar a situaciones térmicas extremas, que impiden el normal desarrollo de los procesos de enseñanza-aprendizaje”, destaca.

         El máximo representante de CSIF Educación Córdoba recuerda que a instancias de esta central sindical fue convocado el Comité de Seguridad y Salud Laboral del profesorado andaluz el pasado 1 de junio, donde se abordó, entre otros temas, el plan de bioclimatización de los centros educativos. En concreto, según la información facilitada, están previstas 430 actuaciones que combinan instalación de placas fotovoltaicas con sistemas de refrigeración sostenible, con previsible finalización en junio de 2023.

No obstante, la central sindical critica que “la información que se brinda sobre esta materia se hace con cuentagotas y además no hemos tenido conocimiento de los centros en los que se ha actuado hasta la fecha y se carece además de la relación de centros en los que se va a actuar”, precisa Pachón. “Tan solo se ofrecen cifras que son escasas y resultan, a todas luces, poco esclarecedoras, atendiendo a los más de 500 centros educativos que conforma la red de centros de Córdoba”, argumenta Antonio Pachón, para quien “es urgente reforzar las actuaciones para conseguir una mayor celeridad en su ejecución ante la lentitud y falta de diligencia con la que hasta ahora ha procedido la Administración”

“Queremos que el Gobierno que salga de las urnas acometa, de una vez por todas, con seriedad un plan para que nuestras aulas no sean tercermundistas con el fin de que cuando llegue el calor no sufran el alumnado, el profesorado y el PAS”, reclama. “Tenemos que evitar que en nuestros centros educativos vuelvan a producirse desmayos y desvanecimientos como ha ocurrido en el pasado”, concluye Pachón.

Reclaman medidas para la ola de calor en los centros educativos cordobeses
Comentarios