lunes 30/11/20

Aprobado el decreto para asegurar la transparencia y la evaluación de los directores de los centros públicos

La normativa pretende regular el acceso, la formación y el reconocimiento del personal directivo

Clase en un colegio. Imagen de archivo
Clase en un colegio. Imagen de archivo

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula el acceso a la función directiva y la formación, evaluación y reconocimiento de los directores y directoras y de los equipos directivos de los centros educativos públicos no universitarios. La nueva norma modificará la vigente de 2017 con la finalidad de fomentar el liderazgo y la transparencia en la elección y el reconocimiento de directores y directoras, mitigando las cargas administrativas y burocráticas heredadas del anterior Decreto. Mejora asimismo los procesos de evaluación de la dirección, ampliándose ésta a los equipos directivos de los centros. 

Entre los aspectos más relevantes de la nueva normativa reguladora de la dirección escolar destaca el establecimiento de nuevas características en el proceso de selección, para que se pueda elegir a los mejores candidatos con agilidad, transparencia y eficiencia. Como novedad, se crearán Comisiones Técnicas de Baremación en las delegaciones territoriales que tendrán como función baremar los méritos académicos y profesionales de las candidaturas.

Además, con la nueva normativa se simplifica el Proyecto de Dirección, que a partir de ahora se reduce a cuatro apartados (análisis de la situación y áreas de mejora, objetivos del proyecto, planes de actuación concretos a desarrollar e indicadores de evaluación propios). Este proyecto, que se dará a conocer a la comunidad educativa, deberá estar vinculado al centro y se concretará en él la propuesta del equipo del directivo. 

Igualmente, se mejorarán y actualizarán los procesos de evaluación del desempeño de la dirección con el fin de definir un procedimiento de evaluación tanto continua, a lo largo del curso escolar y que fomente los procesos de mejora, como final, para la acreditación y valoración positiva del ejercicio de la dirección. Esto permitirá un adecuado reconocimiento y valoración de su desempeño. 

El documento también recoge el refuerzo de la formación, tanto inicial como continua, para el desempeño de la función directiva. Con esta medida se pretende que los directores obtengan una formación más actualizada y adecuada a las necesidades de sus funciones.

La nueva norma también regula el procedimiento para hacer efectivo el reconocimiento del ejercicio de la función directiva y del complemento específico del cargo directivo a los directores y directoras que fueron nombrados con carácter extraordinario o en funciones desde el curso 2014/15 hasta el 2017/18. 

El Decreto ha contado con la participación de los colectivos directamente implicados en su desarrollo, tanto del ámbito de la dirección como de la inspección educativa, así como las organizaciones sindicales y los representantes de padres y madres. 

Comentarios