jueves 3/12/20

Los directores de colegios públicos de Córdoba temen no poder garantizar la enseñanza presencial para el próximo curso

"Con los recursos de los que disponemos, nos plantean serias dudas sobre si es posible asegurar un entorno escolar seguro que prevenga el contagio del COVID-19", así lo ha manifestado la Asociación de Directores de Educación Infantil, Primaria y Residencias Escolares de Andalucía (Asadipre). Los 159 centros públicos de Córdoba, que forman parte de esta Asociación, se suman al comunicado que explica los motivos por los que es posible que no se pueda regresar a las clases presenciales. 

"Para esta vuelta, creemos que las Instrucciones que se publicaron el 6 de julio deben de ser revisadas y ampliadas en algunos aspectos para la apertura de los centros educativos a partir del 1 de septiembre", aseguran. "Nuestro mayor deseo es abrir nuestros colegios para continuar con la enseñanza presencial", sin embargo existe una "mayor preocupación" que es "crear un entorno escolar seguro para nuestro alumnado, personal de los centros y familias", según han manifestado. 

Dentro del comunicado, los centros públicos han querido remarcar aquellos factores esenciales que hay que cumplir para posibilitar la reapertura el 1 de septiembre. Entre ellos se encuentra el plan de limpieza y desinfección, donde han demandado a la Consejería de Educación y Deporte llegar a un acuerdo con "las Corporaciones Locales para que estas redacten conjuntamente los protocolos de limpieza y desinfección diarios tanto en horario de mañana durante la presencia del alumnado como en el horario de tarde tal y como se recoge en el documento de MEDIDAS DE PREVENCIÓN, PROTECCIÓN VIGILANCIA Y PROMOCIÓN DE SALUD COVID-19". 

Además, destacan la necesaria planificación para  la adquisición y reparto con antelación del material higiénico sanitario como mascarillas, termómetros y soluciones hidroalcohólicas para evitar cualquier tipo de posible contagio de coronavirus. 

Otro de los temas que preocupa a los directivos de educación es la distancia de seguridad. En el comunicado han admitido que no pueden asegurar el distanciamiento, ya que no hay profesorado suficiente para realizar agrupaciones más pequeñas ni tampoco espacio suficiente para ello. 

En el caso de reapertura deberán tener la mascarilla puesta durante toda la jornada escolar porque "se trata de recintos donde en pocos metros cuadrados se encuentran 26, 27 y hasta 28 personas dentro de una sala, y en un edificio que en su mayoría presenta una presencialidad de centenares de personas diarias durante toda la mañana". 

Para finalizar el comunicado, han puesto sobre la mesa el asunto de los materiales informáticos, "entendemos que esta vez, después de seis meses desde el inicio de la pandemia, ha de estar prevista la dotación inmediata de equipamiento informático no sólo al
profesorado, sino para muchas de las familias del alumnado que carecen de equipos
informáticos, conexiones a internet y habilidades específicas para el teleaprendizaje".

Comentarios