lunes. 15.04.2024

El denominado 'cheque escolar' es un modelo de financiación de la educación por el cual la Administración Pública otorga, en base a unos determinados criterios, una cuantía económica a una familia para que sufrague parte o todo el coste de la escolaridad de su hijo.

Esta medida ha sido puesta sobre la mesa esta semana por los obispos españoles. En concreto, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha reclamado una educación gratuita independientemente de la titularidad pública o privada del centro, del modelo o la confesión religiosa del mismo, proponiendo el 'cheque escolar' como herramienta para garantizar la pervivencia de la escuela católica. Sin embargo, posteriormente, el portavoz de la CEE, César Magán, ha matizado que fue una propuesta plantead a modo de reflexión.

En todo caso, el debate sobre la implantación del 'cheque escolar' ha dividido a la educación concertada y a la privada. Así, la Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE) apoya esta medida, mientras que Escuelas Católicas considera que "acentuaría la discriminación de los alumnos de zonas con poca población y de los alumnos con necesidades educativas especiales", por lo que sigue apostando por la defensa de los conciertos "como un medio eficaz para llevar a efecto el derecho de los padres a la elección del centro".

"Esta medida que ahora se pone sobre la mesa como una opción más a valorar no debe alejarnos del verdadero problema que supone la falta de financiación de nuestros centros y de la necesidad de buscar la mejor solución al mismo", ha manifestado el secretario general de Escuelas Católicas, Pedro Huerta.

Aunque en los últimos años la Comunidad de Madrid ha iniciado esta ayuda en etapas no obligatorias en colegios concertados y privados (Infantil, Bachillerato y Formación Profesional), ya que en los públicos estas enseñanzas son ya gratuitas, desde CICAE han explicado a Europa Press que se trata de un modelo "del que no existen informes o datos concretos de su posible viabilidad en España, puesto que no se ha llevado a cabo como tal".

En las becas que actualmente ofrece la comunidad presidida por Isabel Díaz Ayuso, las ayudas se reparten por criterios de renta, comenzando su reparto por las familias con mayores necesidades económica, y las cuantías se establecen en función de la renta. Por ahora, según precisa CICAE, las cuantías "no cubren el coste total de la matrícula, pero sí que incentiva y ayuda a aquellas familias antes no podían elegir el centro que consideraban mejor para sus hijos".

La asociación defiende el 'cheque escolar' porque "puede aumentar la libertad de las familias" para elegir el centro educativo que consideren mejor para sus hijos, independientemente de si es público, concertado o privado, "puesto que se mejora su acceso a las opciones privadas, que suponen un esfuerzo económico por su elevado coste, pues estas no reciben fondos públicos".

Además, considera que estudiantes de diferentes niveles socioeconómicos "tendrían las mismas oportunidades o más facilidades para elegir el mismo colegio, lo que enriquecería su educación y disminuiría la segregación escolar"; y que "optimiza" recursos de la Administración frente al concierto y es un modelo "más justo".

En este sentido, la asociación precisa que el concierto educativo subvenciona a todos los centros "con la misma cuantía, independientemente del lugar en los que se ubiquen, o si atienden a la población vulnerable o con necesidades educativas especiales". Además, subvenciona al 100% de las familias, tengan o no rentas bajas.

Por ello, CICAE resalta que las ayudas directas a las familias "son mucho más personalizadas y por tanto suponen un menor coste que el concierto educativo, pues los recursos públicos se destinan prioritariamente a familias con mayores dificultades y no se conceden a toda la población escolar de manera indefinida".

Como ejemplo, apunta que, si un colegio de 1.000 alumnos tiene el concierto educativo, la Administración "debe subvencionar a los 1.000, pero si las ayudas fueran directas, quizá subvencionaría a una parte".

Por otro lado, la asociación señala que el 'cheque escolar' "fomenta la competitividad entre colegios, puesto que la familia elige libremente y exige mayor calidad de la educación, innovación y diferenciación para ser la mejor opción para sus hijos".

También subraya que, mientras el concierto es una subvención "casi de carácter indefinido, una garantía de financiarse del Estado de por vida", las ayudas directas "son mucho más flexibles".

¿CÓMO SON LAS BECAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID? 

En la Comunidad de Madrid las becas para la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil de titularidad privada para el curso 2023-2024 beneficia a los menores de 3 años matriculados en centros privados en esta etapa "siempre que no ocupen plazas sostenidas con fondos públicos"; o a los mayores de 3 años que deban permanecer escolarizados un año más por sus necesidades educativas especiales acreditadas.

Los requisitos de estas ayudas son no superar el límite de renta per cápita familiar de 35.913 euros; es decir, el límite de renta familiar es 35.913 euros multiplicado por el número de miembros de esa familia.

La cuantía general de estas becas es de 1.463 euros anuales, es decir, 133 euros al mes. En caso de obtener más puntuación en el criterio de ingresos familiares, será de 2.343 euros (213 euros al mes).

Respecto a las becas para el estudio de Bachillerato en esta región correspondiente al curso 2023-2024, el requisito es tener reserva de plaza o estar matriculados para realizar alguno de los cursos de Bachillerato en el 2023-2024 en un centro autorizado privado de la Comunidad de Madrid; no ser repetidor del curso para el que se solicita la beca; o no superar el límite de renta per cápita familiar de 35.913 euros. Estos requisitos deberán mantenerse a lo largo de todo el curso escolar.

Las becas se concederán en función de la renta per cápita de la unidad familiar hasta agotar los fondos de estas becas (43.497.750 euros). La cuantía de la beca anual se establecerá en función de la renta per cápita familiar, por lo que, hasta 10.000 euros será de 3.750 euros anuales; y de 10.000,01 a 35.913 euros, de 2.000 euros.

'CHEQUE ESCOLAR' EN ANDALUCÍA 

Por su parte, la Junta de Andalucía lanzó para el curso 2022-2023 la convocatoria del 'Cheque escolar de Andalucía', una ayuda destinada a apoyar a las familias andaluzas a afrontar los gastos derivados del curso escolar mediante la ayuda, en un único pago, de 100 euros, destinados principalmente a las familias vulnerables.

El 'Cheque escolar de Andalucía' está dirigido a familias andaluzas entre cuyos miembros se encuentre alumnado matriculado en centros radicados en la comunidad autónoma, en las enseñanzas correspondientes: Primaria, Secundaria, Ciclos de Grado Básico y Educación Básica Especial.

Como requisito de renta, esta no debe superar el umbral de 15.000 euros para familias con menos de cinco miembros (a partir del quinto miembro se añadirá al umbral 3.750 euros por cada nuevo miembro computable de la familia). 

El 'Cheque escolar de Andalucía' es compatible con la percepción de cualquier beca o ayuda al estudio con cargo a los Presupuestos de la Junta de Andalucía, así como con cualquier otra que puedan establecer la Administración General del Estado y las Corporaciones Locales, con cargo a sus propios presupuestos, en sus respectivos ámbitos de competencia.

El 'cheque escolar', la ayuda planteada por los obispos que divide a la educación...