jueves 24/9/20

Celáa apuesta por utilizar espacios abiertos de los centros para la vuelta al cole

Isabel Celáa, eldiario.es
Isabel Celáa, eldiario.es

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, ha descartado este lunes que para regresar a las aulas en septiembre al inicio del cuero 2020-21 haya que recurrir a los barracones y ha apostado en cambio por emplear espacios abiertos como el patio de los centros. "Si en los países nórdicos usan los patios con climas más fríos, nosotros también podemos usarlos en los meses más cálidos".

Así se ha pronunciado durante una entrevista mantenida en el programa 'Las mañanas de RNE', en la que ha recalcado que estas medidas son "coyunturales" y se ha mostrado optimista de cara al final de curso próximo, cuando confía en que los centros educativos puedan recuperar su normal funcionamiento. "Esto es coyuntural. No creo que vayamos a terminar el curso 20-21 en esta situación pero ahora nos tenemos que arreglar", ha afirmado.

Así ha respondido la ministra a una pregunta sobre la posibilidad de recurrir a os barracones para habilitar espacios dentro de los colegios para que los alumnos formen grupos en los que se pueda guardar la distancia interpersonal establecida de seguridad de 1,5 metros. "Hay resistencia natural a establecer barracones. En principio podríamos arreglarnos con los espacios que tenemos", ha señalado.

Falta de espacio en colegios de grandes ciudades

"Con los cálculos hechos en el Ministerio, si optimizamos los espacios de los centros, pueden caber todos los alumnos. Las excepciones se solucionan con espacios alternativos de administraciones o entidades públicas. Esto puede pasar en los centros de las ciudades, en los centros que están más llenos", ha expuesto.

"La presencialidad vuelve no porque la digitalización haya fracasado sino porque es insustituible"

En este sentido, Celaá también ha indicado que "habrá que adaptar" los contenidos a principios del curso 20-21 para recuperar el tercer trimestre del curso 19-20, al tiempo que ha recalcado que la presencialidad será la norma y que no significa un fracaso de la digitalización. 

Si hay que alternar con online, serán los mayores

En caso de que algún centro necesitara más espacio del que pueda disponer para atender a los alumnos respetando la distancia interpersonal de 1,5 metros y tuvieran que recurrir a alternar la docencia presencial con la online, la ministra ha puntualizado que "si hubiera que alternar algo, en cualquier caso, estos serían los mayores, que son los que mejores resultados han dado (durante el confinamiento), nunca los de Infantil y Primaria, que por su edad tienen más dificultades para permanecer seis horas frente al ordenador". Con todo, ha vuelto a recordar que "esto son normas coyunturales, temporales, y restableceremos la normalidad", ha abundado la ministra. "La presencialidad vuelve no porque la digitalización haya fracasado sino porque es insustituible", ha sentenciado.

En cuanto a "los grupos estables de convivencia", ha indicado que "tienen muchísimas ventajas porque no tienen que guardar distancias internamente" y que "serán de máximo 20" escolares. "Dos o tres presidentes autonómicos pidieron flexibilizar este número y de eso estamos hablando. Hoy tenemos mucha más evidencia y con ella hoy podemos trabajar con mayor flexibilidad. Pero la ley establece el 1,5 metros de distancia interpersonal para el resto de los alumnos", ha dicho la ministra, que ha descartado que esta distancia se reduzca a un metro. "Seguimos las recomendaciones sanitarias", ha zanjado.

Sobre la posibilidad de tener que volver a cerrar las aulas en caso de rebrote, se ha mostrado optimista: "Vamos a pensar que no hay rebrote, lo primero. Pero si lo hubiera, sería más fácil de perimetrar y actuar en una parte (solo) del colegio".

La concertada también podrá beneficiarse de los fondos

Asimismo, la ministra Celaá ha recordado que los dos mil millones destinados para la Educación "irán para las necesidades del sistema" y ha dicho que las CC AA "serán lo suficientemente sensibles y sensatas" para otorgar los fondos a quienes más lo necesiten. "Hay centros de educación concertadas que atienden a población muy diversa y que pueden requerir igualmente ayuda", ha añadido después de reconocer que los centros pueden requerir "algunos más" profesores para adaptarse a la nueva coyuntura y afirmar que son los centros quienes mejor saben las necesidades que tendrán y que para ellos el Gobierno ha destinado dos mil millones de euros para las autonomías.

Comentarios