sábado. 02.03.2024

El 79% de los profesores de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) ha sufrido agresiones físicas, verbales o amenazas por el alumnado y el 64% reconoce violencia frecuente entre estudiante.

Así lo revela el estudio de CSIF sobre la situación en las aulas, presentado este lunes con motivo de la celebración del Día del Maestro y elaborado mediante cuestionarios a más de 3.000 docentes que trabajan en centros públicos de Primaria y Secundaria de todas las comunidades autónomas.

El informe refleja que el 91% de los profesores denuncia problemas de convivencia en sus clases. Además, casi el 72% reconoce haber sufrido agresiones verbales, físicas o amenazas por parte del alumnado y el 39% confiesa haber sido víctima de la violencia de las familias de los estudiantes.

La encuesta pone de manifiesto los problemas de convivencia diarios entre alumnos y entre alumnos con profesores. En este sentido, más de la mitad de los docentes (casi el 60%) reconoce que en sus aulas se producen agresiones frecuentes entre alumnos.

Por etapas académicas, en Educación Primaria, el 82% de los profesores detecta problemas de convivencia y más de la mitad (55%) afirma haber sido agredido por parte del alumnado. La agresividad también es habitual entre los estudiantes a pesar de su edad (entre 6 y 12 años), ya que el 48% de sus maestros confiesa que sus alumnos recurren habitualmente a la violencia entre ellos.

Estos porcentajes empeoran en Secundaria, donde el 94% de los profesores reconocen problemas de convivencia en sus clases (frente al 91% del total). También sufren más agresiones o faltas procedentes del alumnado (casi 80% frente a la media total del 71%); mientras que el porcentaje de agresiones o faltas por parte de las familias apenas varía (36%).

Los estudiantes también son más violentos entre sí en Educación Secundaria, ya que el 65% de los profesores confiesa que las agresiones entre el alumnado son frecuentes.

REFUERZO DE LA AUTORIDAD DOCENTES Y BAJAR LAS RATIOS

Ante estos datos, CSIF reclama a la ministra de Educación, Formación Profesional y Deporte, Pilar Alegría, que en la nueva legislatura haya un compromiso "real" del Gobierno con la reducción de ratios y el incremento de la plantilla docente; mejorar las condiciones del profesorado; potenciar la negociación colectiva de los profesores; poner en marcha un verdadero Estatuto Docente que "refuerce la autoridad del profesor en las aulas y la eliminación de burocracia "innecesaria"; elaborar actuaciones urgentes para reducir la conflictividad en las aulas; y avanzar hacia un Pacto de Estado por la educación.

"La legislatura anterior la consideramos perdida, se ha perdido una ocasión más para estabilizar el sistema educativo con un Pacto de Estado", ha lamentado el presidente nacional de CSIF Educación, Mario Gutiérrez, quien ha destacado que algunos países "están abandonado" la educación por competencias, que, a su juicio, "no tiene respaldo científico" y que es la base de la ley educativa española.

Después de exponer los datos de convivencia en los colegios públicos españoles, Gutiérrez ha advertido de que "en los centros se está cocinando algo grave y nadie pone solución". Así, ha señalado que en la pasada legislatura, respecto a la convivencia, sólo se ha reactivado el Observatorio de Convivencia, "que ha reducido a la mínima expresión a los representantes del profesorado en ese órgano".

Al ser preguntado sobre si el sindicato cree que hay que prohibir el uso de teléfonos móviles a los adolescentes en los colegios, el presidente de Educación de CSIF ha destacado que no tienen datos concretos ni científicos que indiquen si los móviles son buenos o malos.

CSIF PIDE UNA NORMA CLARA QUE REGULE EL USO DE MÓVILES

Precisamente, ha explicado que el uso del teléfono móvil "es una realidad social". "Existen y prácticamente todos los adolescentes tienen móvil. Lo que exigimos es que haya una normativa clara que ayude al profesorado", ha reclamado.

En este punto, Gutiérrez ha incidido en que hace falta una norma clara "para quitar la responsabilidad a los profesores" del mal uso de los teléfonos móviles por parte de los estudiantes. "La falta de normativa hace que el profesorado se vea envuelto en polémicas. Hay casos en los que el profesor ha quitado el móvil al alumno y las familias se han quejado al profesor", ha asegurado.

El estudio presentado por CSIF también recoge los comentarios de los profesores respecto a la convivencia en las aulas. "Tengo la sensación de que cada vez somos más cuidadores de niños y menos docentes", comenta uno de los profesores.

Los profesores coinciden en afirmar que las ratios son "demasiado elevadas y no permite una atención personalizada" a los alumnos. También comentan que las familias cuestionan la labor docente, que han tenido problemas con las redes sociales y el mal uso de los dispositivos móviles genera "enfrentamiento constante" de los alumnos con el profesorado.

Asimismo, el informe destaca un caso en el que un alumno apuntó a un profesor con una pistola que imitaba a un arma real o refleja las quejas de los docentes ante los problemas por la "excesiva" burocracia o las bajas de compañeros que "no se cubren".

El 80% de profesores de la ESO de colegio público sufrieron amenazas o agresiones