martes. 23.07.2024

Hoy jueves tiene lugar en Madrid la penúltima de las reuniones negociadoras sobre la modificación sustancial de las condiciones laborales y los traslados forzosos en la empresa ATENTO, que afectarían a plataformas de call center de Córdoba, Cáceres Lleida, Madrid, León y Toledo, y que podría suponer el cierre total de las de Córdoba y Lleida. La última reunión tendrá lugar el próximo lunes. En nuestra provincia el cierre de esta plataforma que atiende llamadas de la empresa Movistar, antigua Telefónica, afectaría al despido de 108 familias.

El secretario de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (UGT-FeSMC) Córdoba, Juan Martínez, explicó que la externalización, por parte de Movistar, de la atención telefónica se produjo  1 de septiembre de 2004, y recordó que “con la presión y negociación y fuerza que se llevó a cabo desde UGT, se consiguió que se abriera la plataforma de Atento en Córdoba, centro en el que, además, desde UGT abanderamos la formación de las personas que tuvieron acceso a estos puestos de trabajo y a la gestión de las condiciones laborales de las personas trabajadoras”.

Según señaló el secretario ugetista, fruto de ese esfuerzo, “UGT fue, desde el inicio, el sindicato de referencia en ATENTO, siempre con la mayoría absoluta en el comité y con la negociación de todas las condiciones laborales de los trabajadores del centro”. En este sentido, Martínez aludió a una situación similar a la que en estos momentos se está dando en la que la empresa amagó con el cierre del centro en Córdoba y el traslado de su actividad a otras provincias “por intereses políticos que van más allá de la operatividad del centro y funcionalidad de la plataforma y su prestación de servicios”, y recordó que “en ese momento, desde UGT, nos posicionamos en la necesidad de mantener el empleo en Córdoba, un empleo de calidad que tan necesario es para nuestra ciudad, y en ese envite conseguimos parar esa situación manteniendo el centro de Atento en Córdoba abierto manteniendo los empleos que hay en la actualidad”.

El secretario provincial de FeSMC en Córdoba lamentó que “con el paso del tiempo, han aparecido otras fuerzas sindicales, ya no tenemos esa mayoría desde UGT y nos hemos encontrado con una situación en la que se está produciendo de nuevo el cambio de la actividad a otros puntos geográficos y que en el caso de Córdoba supone cerrar el centro y que más de cien familias se puedan quedar sin un empleo que tan necesario es y sin una retribución económica que es vital para estos ciudadanos de nuestra provincia”.

Martínez indicó que “desde UGT lo lamentamos profundamente, aunque no tenemos la mayoría que nos gustaría para poder trabajar sindicalmente primando, por encima de todo, el empleo, la empleabilidad y el funcionamiento del centro, la necesidad de mantener el empleo en nuestra provincia” y destacó que “nos encontramos ante la necesidad de negociar un ERE encubierto que se está produciendo porque, en realidad, la actividad no desaparece, sino que se traslada a otro sitio por intereses políticos, e insisto en que no son económicos, porque la empresa se basa, para el cierre del centro en Córdoba, en el costo de mantenimiento, en UGT tenemos conocimiento de que la empresa ha recibido ofertas, como ya recibió cuando UGT gestionó este encaje de ATENTO en nuestra provincia hace ya más de dos décadas, ofertas de ubicación para ATENTO en Córdoba que, según nuestras informaciones, han sido incuso a costo cero”.

Martínez insistió en que la empresa no haya valorado la oferta de disponer de una ubicación a coste cero en que “sus intereses son políticos y no económicos, y esto a lo que lleva es a la desaparición de más de 100 puestos de trabajo en nuestra provincia con el deterioro económico que esto supone para nuestra sociedad”.

Finalmente, el secretario ugetista destacó que se está produciendo una automatización y robotización de gestiones en muchos ámbitos de nuestra sociedad que “van a poner en peligro la empleabilidad en muchos sectores, siendo el de los call center uno de los que se van a ver más afectados”. En este sentido, Martínez pidió que se legisle correctamente y, sobre todo, que “todos los automatismos que vengan a integrarse en la actividad laboral han de venir que se garantice que se van a mantener los puestos de trabajo y la empleabilidad en el sector que se trate y, en este caso, en los call center”. 

Denuncian que el cierre de ATENTO en Córdoba no se debe a motivos económicos