jueves. 18.04.2024

La tasa de inflación de la zona euro se habría situado en febrero en el 2,6% interanual, dos décimas por debajo de la subida del 2,8% de los precios en el primer mes de 2024, según el dato preliminar publicado este viernes por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En el segundo mes de 2024, la caída interanual de los precios de la energía se moderó al 3,7% desde la bajada del 6,1% en enero, mientras que los alimentos frescos se encarecieron un 2,2%, muy por debajo de la subida del 6,9% del primer mes del año.

De su lado, el aumento anual del coste de los servicios se redujo al 3,9% desde el 4%, mientras que la subida del precio de los bienes industriales no energéticos se atenuó al 1,6%, cuatro décimas menos que en enero.

De este modo, la tasa de inflación de la zona euro al descontar el impacto de la energía fue del 3,3%, frente al 3,8% de enero de 2024, mientras que al excluir también los alimentos, el alcohol y el tabaco, la tasa subyacente bajó al 3,1% desde el 3,3%, su menor nivel desde marzo de 2022 (3%).

Entre los países del euro, las mayores tasas de inflación en febrero se observaron en Croacia (4,8%), Estonia (4,4%) y Austria (4,2%), mientras que las menores subidas de precios correspondieron a Letonia (0,7%), Italia (0,9%) y Lituania (1,1%).

EN ESPAÑA SE SITÚA EN EL 2,9%

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se situó en febrero en el 2,9%, frente al 3,5% de enero, reduciendo a tres décimas el diferencial de precios desfavorable para el país respecto de la media de la eurozona.

En el resto de las principales economías de la zona euro, la tasa de inflación en febrero se situó en el 2,7% en Alemania y en el 3,1% en Francia, por debajo de las subidas de precios del 3,1% y del 3,4%, respectivamente, en enero.

La tasa de inflación de la eurozona se moderó al 2,6% en febrero