martes. 25.06.2024

La subida de precios está afectando a todos los sectores. En España, en julio de 2022, el IPC ha llegado al 10,8%, lo que se nota a la hora de hacer la compra en el supermercado o llenar el depósito de gasolina. En este sentido, las plataformas que dan solución a los viajeros con presupuestos más reducidos están aumentando sus tarifas.

Por ejemplo, como es el caso de BlaBlaCar, una aplicación a través de la cual una persona puede ofrecer un asiento de su coche, cuando se mueve de un sitio a otro, para compartir el gasto de la gasolina. 

Sube el precio y la oferta

"Yo sólo quiero compartir el viaje, y hay gente que quiere sacarse un extra", dicen algunos de los usuarios. "Son 70 euros de gasolina, así que, si lo comparto con alguien, es bueno", apunta otro. Y es que, en tiempos en los que el combustible es caro, la oferta para compartir vehículos ha aumentado un 67% en los últimos tres años.

Florent Bannwarth, director de BlaBlaCar en España, incide en que este incremento de la oferta se debe al "elevado precio de la gasolina". En esa misma línea va Itziar García Sagarzazu, directora de comunicación de la empresa, que añade que se han sumado "muchos nuevos conductores a la plataforma" y, aquellos que ya estaban, "publican viajes con mayor frecuencia".

Por este mismo motivo, el precio medio de los viajes de esta plataforma ha subido un 17% durante marzo y abril. Por ejemplo, viajar desde Salamanca hasta Madrid salía a 12 euros en 2019, mientras que ahora no baja de los 16.

Ventajas de compartir coche

Bannwarth apunta que, a pesar de que la principal razón por la que se comparte coche es el "ahorro", asegura que cada vez más personas se unen a esta práctica por otros motivos como "la eficiencia, la sostenibilidad o viajar en compañía".

Estas son unas de las múltiples ventajas que tienen este tipo de plataformas. Conocer a personas que "te van contando montones de vivencias" y, al mismo tiempo, llegar a destinos "a los que no llega el tren". Todo suma con una manera de viajar que cuida de la naturaleza y de nuestro bolsillo.

La subida del precio de la gasolina incrementa la oferta del coche compartido