martes. 28.05.2024

El precio de los préstamos al consumo ha bajado, "pero no lo suficiente", pues sigue en máximos de los últimos cuatro años, según ha destacado la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin).

Así, en el corto plazo (préstamos de 1 a 5 años) la tasa baja un 1,61% con respecto a junio de 2023, para arrojar una media del 11,56% TAE, y en el largo plazo (préstamos a más de 5 años) se abarata en un 0,5%, al pasar del 11,46% al 10,96%.

Estos, a excepción de los del año pasado, siguen siendo los precios más altos de la serie histórica de barómetros de Asufin, que arrancó en junio de 2020, cuando los préstamos al consumo estaban en el 7,45% y 7,85%.

En el segmento de los preconcedidos de bancos y entidades financieras de créditos (EFC), los precios medios se sitúan en el 14,52% TAE, pese a haber experimentado también un descenso respecto a 2023, cuando se comercializaban al 15,32%.

Además, los datos de Asufin confirman "el hecho recurrente de que los préstamos en España son más caros que la media de su entorno UE", ya que el precio de los préstamos a corto plazo se sitúa en el 6,03% en la media de la zona euro y el de los de largo plazo desciende al 7,82% en la zona euro.

BAJA LA INTENCIÓN DE CONTRATAR UN PRÉSTAMO AL CONSUMO

A su vez, la encuesta realizada a consumidores refleja la primera bajada en intención de contratar un préstamo de toda la serie histórica de barómetros de Asufin (desde 2020).

En concreto, en junio de 2020 apenas un 14,20% declaraba su intención de endeudarse, una cifra que no ha dejado de incrementarse en años sucesivos, hasta junio del año pasado, cuando escaló al 32,30%. Ahora, sin embargo, se anota el primer descenso, al 30,24%.

En cuanto a motivos por los que los españoles se decantan a la hora de pedir un préstamo, el de la necesidad por obtener liquidez sigue siendo el principal, en el 24,5% de los casos, aunque baja con relación al año pasado (27%).

En cambio, la contratación de viajes y vacaciones es el que más crece de todos, pasando del 9,9% de 2023 al 12,2% en estos momentos.

En lo que respecta al crédito que se pide para financiar un vehículo, se han registrado caídas desde junio de 2021, cuando la intención de los consumidores se anotaba un 17,90%. Desde entonces, ha ido descendiendo hasta llegar al 14,90% actual.

Desde Asufin han apuntado "que este es el principio del ciclo de bajada y así lo piensa el consumidor que, en un número notable de casos, está demorando su operación de financiación hasta que encuentre condiciones aún mejores que las actuales".

El precio de los préstamos baja, pero sigue en máximos de los últimos 4 años