martes. 28.05.2024

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se mantuvo sin cambios en diciembre respecto al mes anterior y recortó una décima su tasa interanual, hasta el 3,1%, debido a que el precio de los alimentos moderó su crecimiento casi dos puntos, hasta el 7,3%, y a que las bebidas alcohólicas y el tabaco suavizaron su avance interanual casi cuatro puntos, hasta el 3,7%.

Según los datos definitivos del IPC publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con los que se confirman los avanzados a finales del mes pasado, la evolución del precio de los alimentos se debe al abaratamiento de las legumbres y hortalizas y a que los precios de la leche, huevos, queso, pan, cereales y carne subieron en diciembre de 2023 menos de lo que lo hicieron en igual mes de 2022.

Por contra, el transporte elevó su tasa interanual casi cuatro puntos, hasta el 3,9%, como consecuencia de que el precio de los carburantes para vehículos personales no bajó tanto en diciembre de 2023 como en igual mes de 2022.

Con la moderación de su tasa interanual en diciembre hasta el 3,1%, la inflación encadena dos meses consecutivos de descensos y cae a su menor nivel desde el pasado mes de agosto, cuando se situó en el 2,6%.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó siete décimas en diciembre, hasta el 3,8%, tasa siete décimas superior a la del IPC general y la más baja desde marzo de 2022, cuando se situó en el 3,4%.

En términos mensuales (diciembre de 2023 sobre noviembre del mismo año), el IPC no experimentó variación tras subir los precios de los paquetes turísticos y la electricidad y bajar los precios de los carburantes y del vestido y el calzado por la campaña de rebajas de invierno.

En el último mes de 2023, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 3,3%, la misma que en el mes anterior. Por su parte, la variación mensual del IPCA fue del 0,0%.

El precio de los alimentos modera su crecimiento entorno al 7,3%