martes. 23.04.2024

Tras la presentación ayer de una plan de 750.000 millones de euros para tratar de financiar la salida de los Estados de la UE más afectados por la crisis del Covid-19, la Comisión Europea, además, espera movilizar 600.000 millones de euros más para que las empresas de estos mismos sean el motor que permita una recuperación sólida de la economía, especialmente aquellos cuyo déficit elevado no les permita financiar la recuperación del tejido industrial. 

Ello tiene base en las pérdidas calculadas por el mismo órgano comunitario, que prevé una caída de más de 720.000 millones en el sector privado, siendo el más afectado el turismo, seguido de la construcción y el motor. Sin embargo, debido a las diferencias económicas entre los estado para llevar a cabo planes de recuperación económica, la UE ha observado la necesidad de compensar esas diferencias, ya que, por ejemplo, Alemania ha invertido un 29% de su PIB en la recuperación, mientras que en España llega al 2,2%.

Por ello, el fondo propuesto aspira a crear un fondo que fomente la inversión privada en empresas de las zonas más afectadas por el Covid-19

Este fondo actuaría a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que movilizará 300.000 millones en los próximos años. Todo ello ha sido expuesto por la La vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de Competencia, Margrethe Vestager, asegurando que esta medida tendría un carácter temporal.

Esta movilización del BEI, se complementará con otros dos instrumentos para canalizar ayudas al sector privado. Uno de ellos sería el "Invest EU", que permitiría desencadenar inversiones por valor de 240.000 millones. 

El plan de recuperación del UE espera movilizar 600.000 millones al sector privado