viernes. 14.06.2024

Las monedas de dos euros vales dos euros, pero hay alguna excepción. Alguna de las que llevamos en nuestros bolsillos podría valer desde 150 hasta 3.000 euros, dependiendo del modelo. Incluso, hay monedas de cinco pesetas que, por su antigüedad y exclusividad, valen hasta 36.000 euros. 

Los coleccionistas y expertos en numismática no solo buscan pesetas antiguas de gran valor, también están al acecho de monedas de euro con pocos ejemplares fabricados. 

Moneda de 2 euros del Vaticano de 2005

Esta moneda se creó para conmemorar el vigésimo Día de la Juventud en 2005. Para conseguir esta moneda de Ciudad del Vaticano hay que desembolsar hasta 370 euros. En el centro tiene la Catedral de Colonia junto a un cometa encima. 

Moneda de 2 euros del Vaticano de 2006

También procede del Vaticano y se puso en circulación en el 2006. Solo cuenta con 100.000 ejemplares. Es de las que más valor posee y más escasea. Cuesta unos 200 euros y se creó para homenajear los 500 euros de la Guardia Suiza Pontificia. 

Moneda de 2 euros de Mónaco de 2015

Si tenemos que recalcar una moneda exclusiva, esa es la del Principado de Mónaco del 2015. Tiene solo ocho años de antigüedad, pero tiene un precio alto porque solo existen 10.000 ejemplares en todo el mundo. Cuesta alrededor de los mil euros y en ella está reflejada la Fortaleza de Mónaco.

Moneda de 2 euros de San Marino de 2004

Otra muy apreciada es la acuñada en 2004 en el país de San Marino. Se fabricó en homenaje al historiado numismático Bartolomeo Borghesi. Tiene un valor de 150 euros. 

Moneda de 2 euros de Mónaco de 2007

La más preciada moneda de dos euros se fabricó en Mónaco y se vende por 3.000 euros. Se creó en 2007 en homenaje al 24 aniversario de la muerte de la actriz estadounidense Grace Kelly, que murió en sus calles en 1982. Los coleccionistas pueden encontrarla por 2.500 euros, pero no es fácil, puesto que solo existen 20.000 unidades. 

Las monedas de 2 euros que pueden llegar a valer hasta 3.000 euros