sábado. 02.03.2024

Se acercan las clásicas reuniones navideñas, y muchos residentes de Córdoba ya han anticipado sus compras. Gambas, langostinos, carnes, jamón, queso... Todos buscan complacer a sus familiares y amigos con exquisitos manjares en las mesas de Nochebuena y Nochevieja. Sin embargo, en estos tiempos económicamente desafiantes, donde la inflación afecta prácticamente todos los aspectos de la vida, toca abrir la billetera.

A pesar de que durante la Navidad los gastos se disparan con regalos y abundantes comidas con amigos, familiares o colegas de trabajo, al menos en el ámbito gastronómico, los precios no parecen estar descontrolados. Según los vendedores del mercado municipal de la Corredera, la comida que se presentará en las próximas festividades navideñas tendrá un costo aproximadamente igual al de la Navidad de 2022.

Los comerciantes aseguran que la inflación de un año a otro no se está reflejando. De hecho, comparando el gasto con el de Navidades anteriores, no hay novedades, según Paco García, gerente de la pescadería Toñi Adamuz, junto con Toñi Adamuz. García señala que incluso está vendiendo algunos mariscos a precios más bajos que el año pasado, como los cuerpos a 33 euros por kilo, en comparación con los 38 euros en 2022.

Aunque hay alimentos como las gambas o el pulpo que han aumentado alrededor del 20 o 25% en precio, en general, David Morales y Beatriz Márquez de la Pescadería Morales sostienen que "los precios están estables y no han subido". Destacan que el marisco está más económico que el año pasado, con ejemplos como los cuerpos que están entre seis y siete euros más baratos.

Además del marisco y el pescado, la carne, en sus diversas presentaciones y preparaciones, también es protagonista en las mesas navideñas. Este año, su precio no ha experimentado un aumento considerable, según Rafael Flores, carnicero del mercado de la Corredera. Sin embargo, el cordero y los ibéricos son excepciones, con un aumento del 50% o 60% respecto a 2022.

Moisés Martín, dueño de una charcutería y carnicería en el mismo mercado, lamenta los altos precios del cordero y la ternera, pero reconoce que, en general, los alimentos navideños no han subido de precio con respecto al año pasado. Aunque el jamón se mantiene estable, el queso ha experimentado un aumento del 20% al 30%.

En resumen, a pesar de la inflación, los cordobeses no tendrán que gastar en exceso en las comidas y cenas navideñas, ya que los precios se mantienen similares a los de 2022. Aunque algunos productos han experimentado aumentos, la mayoría se mantiene estable, permitiendo que el espíritu navideño prevalezca y la gente disfrute de alimentos de calidad con sus seres queridos. Como concluye Moisés Martín, "a la gente le gusta comer y ofrecer lo mejor a sus seres queridos".

Los mercados evitan subir precios por la inflación esta Navidad