viernes. 23.02.2024

El presidente de la organización agraria Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha afirmado que la lluvia caída en los últimos días es “absolutamente beneficiosa” para el campo y se está viendo acompañada por el cambio de las temperaturas, lo cual también es óptimo para las producciones. No obstante, han sido muy dispares variando mucho de unas zonas a otras, siendo aún muy necesario que siga lloviendo para que se note de forma clara en todas las producciones agrícolas y ganaderas.

   Fernández de Mesa ha informado de que la lluvia ha venido especialmente bien para la ganadería, un sector afectado gravemente por la sequía, porque “las charcas comienzan a llenarse, empieza a crecer la hierba y posibilita que las encinas se fortalezcan y mejoren la bellota”.

   De este modo, añadió que, en general, todo el campo “está siendo beneficiado porque el suelo estaba completamente árido y la lluvia está penetrando en el suelo, lo que indica que, de continuar las lluvias, podemos estar ante el comienzo de un otoño normal”.

   Por supuesto, indicó el presidente de Asaja Córdoba, esta situación es muy buena también para el olivar o los cítricos, aunque ya no posibilitará que aumente los calibres de las naranjas porque se han visto muy afectadas por la sequía.

   Sin embargo, Fernández de Mesa afirmó que hay que lamentar los destrozos ocasionados por la borrasca Bernard el pasado domingo con una caída importante de aceitunas y naranjas al suelo, así como de la bellota, la rotura de ramas y caída de árboles o grandes daños ocasionados en las naves de algunas explotaciones.

  Por ejemplo, en la zona de los términos municipales de El Carpio, Cañete de las Torres o Valenzuela se ha registrado también caída de plantaciones nuevas y daños en olivares. Igualmente, en la parte de Hornachuelos, Palma del Río, Posadas, La Carlota o Córdoba capital se volaron tejados, chapas de las casetas de riego o placas solares con importantes pérdidas también de aceitunas y naranjas.

   A pesar del beneficio de estas lluvias, es muy necesario que las mismas continúen. Con relación a los embalses, estos aún han cogido muy poca agua y “es imprescindible que llueva mucho más en las próximas semanas para que acumulen agua suficiente para garantizar los regadíos de la próxima campaña”, concluyó Fernández de Mesa.

La lluvia de estos días, “absolutamente beneficiosa” para el campo cordobés