martes 26/1/21

Lidl comprará 27.000 toneladas de patatas españolas en 2021 que se venderán en las más de 11.000 tiendas que tiene en 29 países

Lidl
Lidl

Lidl refuerza su apuesta por la huerta española, de la que desde hace años es su principal cliente, con la compra de 27.000 toneladas de patata española en 2021, lo que supone un 58% más en cuatro años, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la cadena de supermercados está redoblando su compromiso con el producto nacional en un contexto como el actual de dificultad para el sector agroalimentario, debido a las restricciones provocadas por la crisis sanitaria del coronavirus y al cierre parcial del canal Horeca.

De esta forma, en 2020 la cadena ha comprado un 23% más de patata española respecto a 2019 y tiene previsto adquirir cerca de 27.000 toneladas el próximo año, lo que supone un incremento del 58% respecto a las compras realizadas en 2018 (17.000 toneladas).

La compañía ha reforzado sus compras de patata española y su presencia en los lineales de sus establecimientos. Actualmente, Lidl garantiza que sus clientes tienen la opción de adquirir patata de origen nacional durante todo el año en sus más de 600 tiendas en España.

El director general de compras de Lidl en España, Miguel Paradela, ha subrayado que la apuesta por la patata española es un "claro ejemplo" del compromiso de Lidl con la huerta española, de la que es su " principal cliente", impulsando su desarrollo a través de estas compras y contribuyendo de forma decisiva a su exportación.

"Las patatas que compramos en España las vendemos también en muchas de las más de 11.000 tiendas que Lidl tiene en otros 29 países de Europa. En un contexto como el actual, nuestra contribución a la internacionalización del producto español es más importante que nunca tanto para dar salida como para garantizar la sostenibilidad del negocio agroalimentario de nuestro país", ha indicado.

Por otro lado, la enseña ha recordado que las restricciones derivadas de la actual situación sanitaria están provocando que varios de los productos de origen nacional destinados mayoritariamente al canal Horeca no estén encontrando salida. Tal es el caso de la patata en formato de 10 kg, una patata muy demandada en bares y restaurantes y que se ha visto especialmente afectada por el cierre parcial de los mismos.

Como respuesta a esta difícil situación, y adicionalmente a su surtido habitual de patatas de origen nacional, Lidl pone a la venta esta semana en la gran mayoría de sus tiendas en España más de 600 toneladas de patata en formato de 10 kg, contribuyendo así a dar salida a un producto inicialmente destinado a bares y restaurantes.

Desde hace años, Lidl se ha convertido en el cliente número uno de la huerta española y en su principal plataforma de exportación. Según un estudio de la consultora PwC, la cadena de supermercados ya compra un 16,3% de toda la fruta y la verdura que se produce en España y concentra un 14% de toda su exportación. Y según este mismo informe, un total de 45.000 empleos indirectos e inducidos en el sector ya están vinculados a la actividad de la cadena de supermercados.


 

Comentarios