lunes. 22.04.2024

Con el descenso interanual de noviembre, la inflación del sector industrial encadena nueve meses de tasas negativas después de que en marzo pusiera fin a un periodo de 26 meses consecutivos de incrementos, en el que llegó a registrar tasas positivas de dos dígitos durante más de 20 meses.

La evolución de los precios industriales en noviembre se debe al aumento experimentado por la energía, que elevó más de cuatro décimas su tasa, hasta el -23%, debido a que la bajada de los precios de la producción de gas y distribución por tubería de combustibles gaseosos es menor que la de noviembre de 2022.

En la moderación de la tasa de inflación industrial de noviembre también influyeron los bienes de consumo no duradero, cuya tasa disminuyó casi 1 punto, hasta el 7,5%, por la estabilidad de los precios de la fabricación de productos lácteos, frente a la subida de noviembre del año anterior y, en menor medida, de la subida de los precios de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales, menor que la de 2022.

En tasa mensual (noviembre sobre octubre), los precios industriales bajaron un 2%. El de noviembre ha sido el mayor descenso mensual de los precios industriales desde el pasado mes de marzo, cuando disminuyeron un 2,5%.

La energía fue el sector impulsor de este retroceso mensual de los precios industriales, al registrar un descenso del 6,4% por el menor coste del refino de petróleo y de la producción de gas y energía eléctrica.

La inflación industrial modera su caída en noviembre al 7,4%