lunes 30.03.2020

Inditex mantiene 13 fábricas propias en España que en 2018 facturaron 1.220 millones de euros a través de miles de empleos

Amancio Ortega.
Amancio Ortega.

Ciertamente se critica en determinados sectores que el empresario gallego sólo produce en países en desarrollo con mano de obra muy barata y en condiciones precarias, pero este dato que ha trascendido ratifica que aún una parte importante de su producción redunda en beneficio y reparto de riqueza en España.

El grupo promueve su actividad en España por la importancia para su modelo de la producción de proximidad y porque sus factorías propias marcan el estándar de calidad para el resto.

En 1963, doce años antes de que abriera la primera tienda de Zara y 23 años antes de que naciera el grupo Inditex, Amancio Ortega inició su andadura en un taller donde se realizaban vestidos y batas de mujer para su distribución.

Su nombre era Confecciones Goa y hoy sigue siendo una de las 13 fábricas propias de Inditex en el mundo. Todas ellas están situadas en Arteixo y Narón (A Coruña), y su historia está intimamente unida a las necesidades de producción ligadas al crecimiento del líder mundial de la industria textil.

Después de Goa, llegó Samlor en los años 70; luego Confecciones Fíos, Nikole, Choolet, Indipunt, Zintura, Comditel y Hampton, en los 80; y finalmente Denllo, Stear, Trisko y Glencare, en los 90.

No obstante, estas fábricas no forman parte sólo del pasado de Inditex, sino también de su presente. Todas ellas siguen trabajando en exclusiva para el gigante textil, que sigue alimentando su pata industrial en España, como lo demuestra el hecho de que estas 13 plantas le facturaron 1.220 millones de euros en 2018, el último año con datos en el Registro Mercantil.

La cifra es un 3% inferior a la de un año antes, aunque fuentes cercanas al grupo textil, según informa el Diario Expansión, explican que las cifras varían cada año y cuando se mira su evolución en perspectiva ésta siempre es similar.

La empresa cuenta además con Tempe, especializada en calzado, aunque en este caso es propiedad al 50% con otro socio, el industrial valenciano Vicente García.

"No están especializadas en un tipo de producto en particular y las oscilaciones en su actividad dependen de la temporalidad y la moda, aunque a largo plazo es estable porque su sentido estratégico no es cuantitativo, sino cualitativo", explica un experto en el sector textil.

Inditex ha explicado en varias ocasiones que su estrategia en el terreno de la producción de ropa se centra en la proximidad, ya que el 57% de todos los artículos que vende el grupo, sobre todo los más pegados a las tendencias y la moda, se producen en cuatro países (España, Portugal, Marruecos y Turquía) para dar a la empresa una amplía capacidad de reacción a las tendencias del mercado.

Las 13 fábricas de Inditex no son las únicas que producen para el grupo en España, pero sí las únicas que son de su propiedad y las que marcan el estándar de la empresa.

A nivel global, informa Expansión, Inditex concentra su actividad industrial en 12 clústeres fabriles que agrupan el 96% de su producción y que están situados en el mismo número de países. Se trata de España, Portugal, Marruecos, Turquía, China, Vietnam, Camboya, India, Pakistán, Bangladesh, Argentina y Brasil.

El grupo contaba en 2018 en todos estos países con un total de 1.866 proveedores y 7.235 fábricas que le producen sus artículos, aunque no en exclusiva.

La mayoría, casi 5.000, son de confección, aunque también las hay de corte, tintado, estampación o acabado, entre otras actividades.

Comentarios