domingo. 03.03.2024

Los hogares y las instituciones privadas sin fines de lucro al servicio de los hogares (Isflsh) han pasado de tener 99 millones de euros en letras del Tesoro en septiembre de 2022 a 21.352 millones en septiembre del 2023, convirtiéndose por segundo mes consecutivo en los mayores tenedores de este tipo de deuda a corto plazo.

Según los últimos datos publicados por el Banco de España y recogidos por Europa Press, la alta rentabilidad de los valores a corto plazo ha tenido un efecto muy considerable en la distribución las tenencias de las letras del Tesoro, donde los hogares e instituciones no financieras han incrementado notablemente su participación en el último año, pasando de una cuota del 0,1% en septiembre de 2022 a casi el 30% en septiembre de 2023.

Tras elevar su tenencia un 5% respecto al mes anterior, los hogares se sitúan por segunda vez en la historia como el mayor tenedor de letras del Tesoro español, por delante de los inversores extranjeros (18.704 millones), de las administraciones públicas (3.732 millones), las sociedades no financieras (6.426 millones), las instituciones financieras monetarias (11.054 millones) y los fondos del mercado monetario y otros intermediarios financieros (10.217 millones).

Y es que la mejora de los intereses ofrecidos, en línea con las subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) en los últimos meses, ha mantenido el apetito inversor de los mercados por los títulos españoles.

Así, los inversores particulares están mostrando gran interés por la compra de deuda, principalmente a corto plazo, dada su alta rentabilidad, que ha ido creciendo desde inicios de 2022, especialmente en el caso de las letras a más corto plazo.

EN LAS ÚLTIMAS SUBASTAS HA RECORTADO LA RENTABILIDAD OFRECIDA

No obstante, en las últimas subastas de letras celebradas este mes de noviembre el Tesoro ha recortado la remuneración ofrecida, marcada por la reciente decisión del Banco Central Europeo (BCE) de dejar intactos los tipos de interés tras diez subidas consecutivas. Además, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) también ha optado por mantener tipos, en su caso por segunda vez consecutiva.

En concreto, la rentabilidad por las letras a 6 meses ha caído del 3,830% de octubre al 3,747% en noviembre, mientras que el interés a 12 meses se ha recortado del 3,876% al 3,630%.

Por su parte, en las letras a 3 meses se ofreció en la última emisión una rentabilidad del 3,580%, por debajo del 3,590% de la subasta previa, mientras que por las de 9 meses se dio una remuneración del 3,705%, por debajo del 3,818% anterior.

ESPAÑA REDUCIRÁ EN 5.000 MILLONES LA EMISIÓN DE DEUDA PREVISTA

La emisión bruta por parte del Tesoro Público será este año de 256.930 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,2% respecto a lo estimado para 2022, debido al alza de los tipos de interés.

En cuanto a la emisión neta, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, anunció el mes pasado que España reducirá en 5.000 millones de euros la emisión de deuda prevista para 2023 gracias a la "buena marcha" de la economía española y el cumplimiento "holgado" de los objetivos fiscales.

Con ello, España pasará de una emisión de deuda neta de 70.000 millones a 65.000 millones, lo que pone al país en una posición de "resiliencia y fuerza en este contexto de tipos de interés al alza", según incidió Calviño.

Los hogares se consolidan como los mayores tenedores de letras del Tesoro por 2º mes