jueves. 20.06.2024

Las rebajas fiscales contempladas en el nuevo decreto de ayudas anticrisis, como el IVA reducido en determinados alimentos o la factura de la luz y el gas supondrán una pérdida recaudatoria de 2.499 millones de euros.

Es la estimación recogida en la memoria económica del decreto registrado en el Congreso por el que se adoptan medidas para afrontar las consecuencias económicas y sociales derivadas de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo, así como para paliar los efectos de la sequía.

El grueso de esa pérdida recaudatoria obedece a los tipos de IVA que se aplicarán sobre determinados suministros de electricidad y gas natural, en alimentos básicos, pastas y aceites y los límites para la aplicación del régimen especial simplificado y del régimen especial de agricultura, ganadería y pesca.

En concreto, la memoria a la que ha tenido acceso Europa Press estima que el nuevo IVA sobre estos productos y servicios supondrá una merma recaudatoria de 1.892 millones de euros.

Y es que, aunque el decreto pasa de un IVA del 5% al 10% en determinados suministros de electricidad y de gas natural, este sigue por debajo del 21% que había antes de la crisis energética. En este sentido, dejar al 10% el IVA en los suministros eléctricos durante 2024 podrá ocasionar un coste recaudatorio de 884 millones, según el Ejecutivo.

Este mismo 10%, pero aplicado al suministro de gas natural, durante el primer trimestre de 2024, y a las briquetas y "pellets" procedentes de la biomasa y a la madera para leña, durante el primer semestre de 2024, generará una pérdida recaudatoria de 149 millones de euros.

EL IVA DE LOS ALIMENTOS COSTARÁ 844 MILLONES

De su lado, la prórroga de la aplicación del IVA reducido de gravamen del 5% a los aceites comestibles y las pastas alimenticias durante el primer semestre de 2024 podría acarrear una pérdida recaudatoria de 110 millones de euros.

La aplicación del 0% del IVA en el primer semestre de 2024 a los alimento básicos, una medida que también se prorroga, podría inducir, según los cálculos del Ejecutivo, una merma recaudatoria de 734 millones de euros. La prórroga para 2024 de los límites para la aplicación del régimen especial simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca se estima que generará un coste recaudatorio de 15 millones de euros.

Además de tipos reducidos en el IVA, el decreto modifica el Impuesto Especial de la Electricidad, que ha estado más de dos años en el 0,5% cuando, previamente, se situaba en un 5,11%. Con el decreto, el tributo pasará a situarse en un 2,5% en el primer trimestre de 2024 y en el 3,8% durante el segundo trimestre, lo que generará una merma recaudatoria de 283 millones de euros.

El decreto recupera también el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica, que tendrá un tipo del 3,5% hasta marzo y luego subirá al 5,25% hasta junio. Todo ello ocasionará una pérdida recaudatoria de 324 millones de euros con respecto al tipo del 7% original.

SE DESCONOCE EL IMPACTO DEL IMPUESTO A GRANDES FORTUNAS

Además del coste recaudatorio de las diferentes rebajas fiscales, el Gobierno también dedica un apartado a analizar el impacto presupuestario del Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas.

A este respecto, el Ejecutivo dice que "no dispone de información" para determinar el impacto recaudatorio de la extensión del mínimo exento de 700.000 euros a la totalidad de los contribuyentes, incluidos los no residentes en España.

No obstante, señala que la prórroga indefinida de la aplicación del impuesto inducirá una mejora de los ingresos tributarios a partir de 2025, en el momento en el que se presenten las declaraciones referidas al devengo de 2024, si bien su magnitud "es incierta", debido a la posible supresión de las bonificaciones autonómicas en el Impuesto sobre el Patrimonio que están vigentes en determinadas comunidades autónomas.

Hacienda dejará de recaudar 2.500 millones con las medidas fiscales incluidas en el...