lunes. 26.02.2024

Las comunidades donde más se ha incrementado su precio este año respecto al anterior fueron Canarias, con un 28,6% más; País Vasco, con un 12,2% más; Cataluña (+9,6%); Comunidad Valenciana (+8,1%); Madrid (+5,8%); Andalucía (+3,4%); Aragón (+2,0%) y Castilla-La Mancha (+0,4%).

En el lado contrario, Asturias (-3,2%), Región de Murcia (-3,3%), Galicia (-4,7%) y Castilla y León (-4,7%) fueron las cuatro comunidades donde el precio interanual descendió.

Sin embargo, respecto hace ocho años, el incremento del precio de las habitaciones se ha disparado por encima de un 50% en ocho comunidades, como en Navarra (+115,7%), Canarias (+91,6%), Cataluña (+82,6%), Comunidad Valenciana (+78,5%), Galicia (+56,3%), Madrid (+55,0%), Región de Murcia (+51,9%) y Andalucía (+50,5%).

BARCELONA, DONDE ES MÁS CARO COMPARTIR UNA HABITACIÓN

El estudio de Fotocasa analiza también el precio de los principales municipios españoles, donde se puede ver cómo la ciudad más cara para compartir una vivienda es Barcelona capital, con una media de 590 euros al mes.

El resto de las ciudades analizadas por encima de los 400 euros al mes son: Bilbao (536 euros), L'Hospitalet de Llobregat (534 euros), Madrid capital (522 euros), Pamplona/Iruña (504 euros), Málaga capital (463 euros), Villaviciosa de Odón (450 euros) y Getafe (446 euros).

Asimismo, los incrementos interanuales más altos se dieron en Bilbao, con un 20,7% más, L'Hospitalet de Llobregat (+20,5%), Burjassot (+17,4%), Barcelona capital (+10,3%).

Por el contrario, las ciudades más económicas para alquilar una habitación fueron Alcoy, con una media de 206 euros al mes, Jaén capital (240 euros) y Elche (249 euros).

"El consistente encarecimiento del precio del alquiler de los últimos años ha llegado a sobrepasar los registros máximos históricos, lo que está obligando a los demandantes a darse por vencidos y a compartir vivienda, como solución habitacional al poder repartir gastos", ha explicado la directora de Estudios y portavoz Fotocasa, María Matos.

Compartir vivienda cuesta un 73% más que hace ocho años