domingo. 25.09.2022

El VII Convenio Marco Estatal establece en su art. 8, junto con la disposición adicional primera establece que si el Producto Interior Bruto es superior al 2%, la subida salarial será del I.P.C. y aunque los años 2020 y 2021 no ha habido subida, este año 2022 es del 6,5%.

Sin embargo, empresas como CLECE S.A. que está en 7 localidades de la provincia, como La Rambla, Montoro, Doña Mencia, Rute o Villafranca y OBOLOS Sociedad Cooperativa Andaluza que está en Posadas, no aceptan la subida que tienen pactada en convenio, incluso existiendo sentencia firme de la Audiencia Nacional, estas empresas se niegan a pagar.

Esto está creando un problema grave en los derechos de los trabajadores, además de no percibir las retribuciones que están acordadas en el Convenio, las trabajadoras están siendo perjudicadas, en sus prestaciones por Incapacidad Temporal, por Incapacidades Permanentes, por desempleo, por indemnizaciones por contratos eventuales, todo eso son perdidas para las trabajadoras. Resulta increíble, que en este País con un convenio colectivo que no tiene lugar a dudas, con una sentencia firme de la Audiencia Nacional, aún empresas como CLECE S.A. del grupo de Florentino Pérez, se niegue a pagar. Eso es lo que quiebra el Estado de Derecho, cuando se trata de garantizar los derechos de los trabajadores vía jurídica y donde no se obtiene una la tutela efectiva y eficiente de la justicia. Puesto que esta subida salarial del año 2022, después de dos años sin subida salarial, la tenían que estar aplicando desde el mes de enero. Y estamos a finales de septiembre, y no han hecho intención de pagarla. 

Además de esos perjuicios está también de que las trabajadoras tendrán que presentar reclamaciones de cantidad con los costes que tiene eso, en cuanto a años de espera para que se produzca sentencia, espera y perjuicios, más las minutas que tienen que abonar a los abogados. 

C.T.A. va a seguir convocando movilizaciones contra las empresas que no pagan, y no descartamos convocar huelga en esas empresas.

El sector de la ayuda a domicilio continúa reclamando su subida salarial
Comentarios