sábado 23/10/21

El OCDE firma un acuerdo de 136 países y fija un impuesto global mínimo del 15% a las multinacionales

Gracias al impuesto se generarán 150.000 millones de dólares adicionales a lo largo del mundo. Los estados esperan implementar el acuerdo en 2023
Mathias Cormann, Secretario General de la OCDE
Mathias Cormann, Secretario General de la OCDE

En lo que supone un paso adelante en su tarea de alcanzar un entendimiento y acuerdo a nivel internacional para la aplicación de una fiscalía mínima a las empresas multinacionales, mediante un acuerdo firmado por 136 países, seis más que los había conseguido unir hace el pasado mes de julio.

Mediante un comunicado a los medios de comunicación, Mathias Cormann, secretario general de la OCDE, ha indicado que tan sólo 4 países se han quedado fuera de los 140 que participan en el acuerdo in coordinado por dicho organismo y el G20. Estos paises que no han aceptado entrar en el acuerdo son Kenia, Nigeria, Pakistán y Sri Lanka. 

Dentro de los países que forman parte del acuerdo internacional se encuentran aquellos que pertenecen al G20, todos los estados pertenecientes a la Unión Europea, y los países que conforman la propia OCDE. El acuerdo ha sido todo un éxito, teniendo en cuenta que hasta países con baja fiscalidad para las empresas como son Irlanda, Hungría y Estonia, han aceptado unirse. 

Estos países suman un 90% del producto interior bruto mundial, dato importante para Cormann ya que, según ha señalado, "esto hará que nuestro sistema fiscal internacional sea más justo y funcione mejor. Es una gran victoria para el multilateralismo efectivo y equilibrado. Es un acuerdo de alcance que asegura que nuestro sistema fiscal internacional encaja en una economía mundial globalizada y digitalizada".

La Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, ha calificado el macro acuerdo como un "logro único en una generación" para el ámbito de la diplomacia económica. La secretaria Yellen subrayó que "en lugar de competir con nuestra capacidad de ofrecer menos impuestos a las empresas, Estados Unidos será ahora capaz de competir con las habilidades de nuestros trabajadores y nuestra capacidad de innovar, que es una carrera que podemos ganar". De su parte se ha posicionado Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea el cual celebró el acuerdo mediante unas palabras por Twitter: "Se trata de un momento histórico para la fiscalidad global".

EL APOYO DEL G20

A pesar de todas las posiciones positivas hacia el acuerdo económico y fiscal, esto no saldrá adelante sin el importante respaldo de los ministros de finanzas de los países que conforman el G20. Una vez estos den la luz verde al acuerdo, este se adoptará en una cumbre a finales del mes de octubre. 

La posición más dubitativa a pesar de los halagos se encuentra en la posición de Estados Unidos, país que en parte depende de una reforma tributaria que la administración del actual presidente estadounidense, Joe Biden, quiere impulsar en el Congreso. El acuerdo tiene plazo límite para que pueda entrar en vigor en 2023, por lo tanto la decisión del líder estadounidense jugará un papel clave en el devenir del acuerdo.

Comentarios