miércoles 12/8/20

La confianza de los consumidores asciende por segundo mes consecutivo

Consumidora con mascarilla
Consumidora con mascarilla

La confianza del consumidor sufre una pequeña mejora en comparación con el mes pasado, debido al aumento de las expectativas de la valoración de la situación actual ante el impacto de la crisis del coronavirus, aunque el índice continua en niveles parecidos a los medidos hace siete años. 

El índice de confianza del consumidor (ICC) de junio publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se situó en 60,7 puntos, 7,8 puntos por encima de lo anotado en mayo pero lejos de los 100 que marcan la diferencia entre una percepción positiva y negativa. 

Pese al repunte de la confianza registrado en junio, este indicador y las expectativas sigue registrando niveles muy similares a los obtenidos a mediados del año 2013 y el referido a la situación actual en valores muy cercanos a los de mediados de 2012 y finales de 2008, los más bajos de la serie hasta el momento.

De esta forma, desde febrero de este año el índice de confianza del consumidor ha caído un 29,2%, con un descenso del 59,3% del Índice de situación actual frente a una pérdida más moderada del 5,1% en el Índice de expectativas.

En cualquier caso, se registra un segundo mes consecutivo de mejora de la confianza tras tres meses previos de caídas, en los que destacó la caída de marzo, cuando la confianza se desplomó 22,4 puntos en el que fue el mayor recorte mensual de la serie histórica como consecuencia de la crisis del Covid-19.

La mejora de la valoración de la situación actual esta evolución positiva se debe a la valoración positiva de sus tres componentes: la valoración de la situación económica actual (+1,6 puntos), las valoraciones del mercado de trabajo (+2,6 puntos) y la valoración delos hogares (+5,8 puntos).

No obstante, tanto el dato de valoración de la situación económica actual, 11,1 puntos, como la valoración del mercado de trabajo, 15 puntos, son de las peores valoraciones obtenidas hasta este momento. De hecho, a nivel interanual las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valora en 81,4 puntos menos y la situación en los hogares en 31,7 puntos menos.

En cuanto a los componentes del indicador de expectativas, los mayores aumentos se producen con relación a las valoraciones sobre la evolución de la economía en el futuro inmediato, 16,7 puntos, y con relación al futuro del mercado de trabajo, 12 puntos, mientras que la futura evolución de la situación de los hogares se valora positivamente en 8,2 puntos más que en el mes de mayo.

En términos interanuales la evolución es "claramente negativa", ya que las expectativas respecto a la situación económica del país retroceden 25 puntos y las referidas al futuro del empleo ceden 18 puntos, en tanto que las expectativas de los hogares acumulan una bajada de 11,4 puntos en el último año.

Comentarios