lunes 13.07.2020

Bruselas plantea un fondo de recuperación de 750.000 millones, 500.000 en forma de subsidios a los países más afectados como España

Ursula von der Leyen
Ursula von der Leyen

El paso que se da hoy no tiene precedentes. La Comisión Europea ha propuesto un endeudamiento a gran escala y que dos terceras partes del montante global sea repartido en forma de ayudas que no habrá que retornar.

Es el plan que la presidenta Ursula von der Leyen ha presentado esta mañana, y que prevé 750 mil millones de euros, de los cuales 500 mil millones lo serán en forma de transferencias, como planteaba la iniciativa francoalemana, y 250 mil millones vía créditos.

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, lo ha confirmado vía Twitter, “la Comisión propone un fondo de recuperación de 750 mil millones que se suma a los instrumentos que ya están disponibles. Un punto de inflexión europeo para enfrentarse a una crisis sin precedentes”, ha señalado Gentiloni, y fuentes europeas han confirmado a La Vanguardia que 500.000 millones se repartirían en forma de transferencias.

Los detalles se irán conociendo en los próximos minutos, pero ya hay dos claves importantes de este plan de recuperación. Por un lado, su montante global, 750 mil millones, que queda por debajo de las cifras que se habían manejado hasta el momento. Se habían barajado hasta 1,5 billones de euros. Y por otro lado, su distribución, con dos tercios en forma de subsidios. En este terreno, la Comisión Europa recoge el planteamiento del plan de Merkel y Macron, en que se apuntaba esta cifra de 500 mil millones en forma de transferencias.

Con la presentación de la propuesta se abre un proceso de debate entre los 27 miembros de la UE que será difícil pero que tendrá que ser rápido, si se quiere garantizar la recuperación económica. Fácil no será porque el uso mayoritario de transferencias provocará previsiblemente la oposición de los países frugales del norte, que siempre se han resistido a ir más allá de los créditos.

Comentarios