viernes. 01.03.2024

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha defendido este viernes que el objetivo del euro digital "no es desplazar" a las soluciones de pago privadas, sino aumentar el número de opciones a disposición de los usuarios para realizar pagos, por lo que cree que hay "espacio suficiente" para que convivan el euro digital y estas soluciones de pago.

Además, en su intervención en los V Cursos Europeos de Verano organizados por la Fundación Diario de Navarra y Equipo Europa en Pamplona, Delgado ha pedido no olvidar que el objetivo del Eurosistema es que el euro digital sea un medio de pago "básico" y que, por tanto, corresponderá a los intermediarios el "complementarlo creando servicios de valor añadido, si así lo desean".

"Esperamos que el euro digital permita el desarrollo de nuevos servicios financieros y de pago paneuropeos por parte del sector privado, lo que le permitiría competir con soluciones no europeas. En definitiva, un euro digital debería impulsar la innovación, fomentar la competencia y mejorar la resiliencia en el mercado europeo de pagos", ha defendido.

Delgado ha señalado que el euro digital serviría para dar respuesta al desarrollo de los pagos digitales, asegurando por un lado que los ciudadanos puedan utilizar dinero de banco central, incluso en un mundo digital, y ofreciendo una solución de pago basada en una infraestructura europea y aceptada en toda la zona euro.

Ha defendido la pertinencia del estudio sobre el euro digital que se está realizando ante el incremento del uso de medios de pagos digitales, al tiempo que ha recordado que la labor de los supervisores es velar por la estabilidad financiera, por lo que ha señalado la importancia de identificar y medir el impacto que el euro digital puede tener sobre el sistema bancario antes de tomar una decisión final sobre su uso.

En este sentido, se ha referido a la hipótesis de establecer un límite de euros digitales en 3.000, una conclusión respaldada por la Comisión Europea y que sería acorde con las necesidades de los usuarios minoristas, evitando al mismo tiempo efectos negativos en el sistema financiero.

Sin embargo, ha recalcado que se trata de un análisis preliminar, de una "hipótesis de trabajo" y que, además, el BCE no puede tomar todavía esta decisión "con tanta antelación". "La determinación del límite de tenencias estará fuertemente condicionada por el contexto económico en el momento de la emisión, por lo que es necesario llevar a cabo más análisis y tomar la decisión correspondiente sobre este tema en una fecha más cercana a la fecha de emisión", ha indicado.

Sobre el tratamiento de los datos, ha indicado que los ciudadanos "deben estar seguros" de que su privacidad estará garantizada con el euro digital.

Asimismo, ha resaltado que el proyecto de euro digital pasaría por consolidar primero el uso en su mercado primario, es decir, la eurozona, antes de "aventurarse a otros", algo que ayudaría a minimizar las posibles distorsiones que podría producir una "adopción apresurada" del euro digital en el extranjero para esas jurisdicciones y para el equilibrio del Eurosistema.

Por lo que respecta a la posibilidad de realizar pagos minoristas en los que haya una conversión de moneda, Delgado ha señalado que el reglamento no hace ninguna mención. "Sin embargo, el Eurosistema está dispuesto a explorar estas funcionalidades en los casos en los que haya intereses mutuos con otras jurisdicciones", ha agregado.

Por último, la subgobernadora del Banco de España ha afirmado que el Eurosistema, en el proyecto de euro digital, ha estado prestando atención para no crear barreras materiales que podrían fomentar la exclusión.

ENFOQUE DEPENDIENTE DE LOS DATOS

Sobre la política de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), Delgado ha señalado que, a pesar de que la inflación ha continuado disminuyendo, todavía se espera que siga siendo "demasiado alta durante demasiado tiempo". Así, ha indicado que la tasa de inflación interanual del área del euro se situó en el 5,3% en julio de 2023, frente al 5,5% registrado en junio. Un año antes, la tasa era del 8,9%.

"Se espera que la inflación continúe descendiendo durante el resto del año, pero se mantenga por encima del objetivo durante un período prolongado", ha indicado, antes de recordar que la inflación subyacente permanece en niveles "elevados".

De esta forma, Delgado ha afirmado que el consejo de gobierno del BCE continuará aplicando un enfoque "dependiente de los datos".

Banco de España cree que hay "espacio suficiente" para el euro digital