martes. 27.09.2022

Alternativas para sobrellevar mejor el ahorro energético

En plena ola de calor es muy difícil conciliar el sueño sin ningún tipo de aparato que refresque la habitación encendido

Aire acondicionado - EP
Aire acondicionado - EP

En estos momentos de altas temperaturas durante todo el día, lo que uno suele hacer, es echar mano de un ventilador o un aire acondicionado. Sin embargo, también corren tiempos de inflación en los que, sobre todo, las facturas se encarecen cada vez más. 

Por eso, desde WWF, una ONG que se encarga de la conservación del medio ambiente, han dado algunos consejos para que el calor no afecte tanto a la cartera. Por ejemplo, el ventilador de techo gasta hasta un 90 por ciento menos de energía que el aire acondicionado, desenchufar los aparatos eléctricos para acabar con su "consumo fantasma" ahorra hasta un 12% de luz o sustituir un frigorífico de categoría A por otro A+++, aumenta la eficiencia energética en más de la mitad, estos son, según WWF, algunos consejos que propone para hacer un uso responsable durante el verano.

Se recomienda aislar bien los hogares y mantenerlos frescos, utilizando persianas, toldos, cortinas de colores claros o poner plantas en las terrazas para bajar la temperatura externa. El ahorro en los hogares depende de la eficiencia energética de los electrodomésticos y equipos informáticos que se utilicen, por lo que se propone consultar el listado de aparatos eléctricos que menos consumen del mercado español.

También, desde la ONG, han querido explicar cómo se debe calcular el importe del recibo de la luz, si se deja puesto el ventilador toda la noche. Primero hay que localizar el gasto del kilovatio a la hora en nuestro recibo de la luz. Una vez localizado, deberemos saber cuánta potencia gasta nuestro ventilador, que viene detallado en el libro de las características generales y técnicas que viene junto a la caja de nuestro aparato. Una vez tengamos los datos del kilovatio/hora y la potencia de nuestro ventilador debemos de multiplicarlos.. El dato obtenido en esta operación deberemos multiplicarlo por las horas que esté encendido el ventilador. Es decir, más o menos por las 8 horas que se recomienda dormir cada noche.

Alternativas para sobrellevar mejor el ahorro energético
Comentarios