viernes. 14.06.2024

El 82% de los consumidores elige comprar productos de marca blanca por el precio, mientras que un 30% lo hace porque son fáciles de encontrar en los supermercados donde habitualmente suelen hacer la compra, según los datos de la plataforma global de investigación de mercados, Appinio, en colaboración con Ipmark y el consultor de marketing Juan Viñas de JVST Grow.

En concreto, el 99% de los consumidores han notado un aumento en los precios de los productos de alimentación en los últimos meses y un 82% de ellos afirma que la subida ha sido significativa. Así, un 44% de los españoles ha decidido optar por productos de marca blanca, y hasta un 34% compra productos de menor precio.

De esta forma, los supermercados en los que más hacen sus compras los españoles son Mercadona (62%), Lidl (31%) y Carrefour (23%). Preguntados sobre el porcentaje que destina a comprar marcas blancas de la cesta de la compra habitual, más del 61% de ellos lo dedica a marcas propias frente a casi el 40% que compra marcas convencionales.

Por categorías, los productos que se suelen comprar en una cesta habitual son la leche (50%), la pasta (50%) y el arroz (49%). Sin embargo, las categorías en las que los españoles prefieren que los productos seleccionados sean de marca son los refrescos (50%), el aceite de oliva (40%) y los derivados de la carne o embutidos (33%).

Así, el 82% asegura que lo hace por su bajos precios fundamentalmente, seguido de la facilidad para encontrar el producto (30%), confirmando la importancia que tienen los factores del precio y de conveniencia a la hora de decidirse por una marca.

Por otro lado, respecto al futuro de las marcas blancas, el 46% no cree que reemplacen a las de fabricante en un futuro, y seguirán coexistiendo como hasta ahora para dar variedad a los consumidores. Además, más del 65% de los encuestados no dejará de consumir este tipo de productos a largo plazo.

Por marcas, Coca-Cola es la enseña que el 42% de la población considera que no debería desaparecer nunca, seguida por otras como Danone (10%) o Pastas Gallo (6%), que también son muy valoradas por los consumidores.

Los valores más destacados de los productos de marca de fabricante por la población son su buena reputación (88%) y los altos niveles de satisfacción y experiencia (77%) que ofrecen en comparación con las marcas blancas. De hecho, hasta un 45% de los encuestados afirma que si no encuentra la marca de fabricante que le gusta en el supermercado compra una alternativa de otra marca. Sin embargo, un 82% reconoce que los fabricantes tienen generalmente precios poco competitivos.

Para el 55% de los consumidores, una palanca de cambio para dejar de comprar productos de marca blanca sería que los fabricantes ofrezcan estos productos con ofertas tipo 2x1 o la segunda unidad al 50%, por ejemplo. También el 35% de los consumidores valora que ofrezcan muestras gratuitas de productos para su prueba y testeo.

Además, los consumidores valoran positivamente que los productos de marca de fabricante tengan certificaciones de calidad (36%), que desarrollen productos funcionales como bajos en sal, sin gluten, etc (32%) y que tengan ingredientes novedosos (31%).

82% de consumidores elige comprar marca blanca en su cesta de la compra