jueves. 13.06.2024

En mayo de 2023 se realizaron un total de 56.137 compraventas de vivienda en España, según los últimos datos publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística). Se trata de un crecimiento de casi el 30% respecto a las cifras cosechadas en el mes anterior, pero desde una perspectiva interanual se refleja un descenso del 6,4% respecto a las operaciones de mayo de 2022, así como una tendencia a la baja en el número de compraventas que ya acumula cuatro meses consecutivos como consecuencia de las subidas de tipos de interés.

Como resultado el mercado inmobiliario español está creando, explorando e importando nuevas tendencias, que no siempre son conocidas entre los compradores de vivienda. Por ello, los expertos de la red inmobiliaria Comprarcasa han elaborado una guía rápida para no perderse entre los nuevos términos y modelos de compra de vivienda en el mercado inmobiliario.

Multipropiedad. Aunque ya fue una tendencia activa durante los años 90 ha vuelto a considerarse como opción de compra en tendencia, especialmente en la adquisición de segundas residencias. Se trata de un régimen de vivienda en el que el inmueble es adquirido por varias personas a la vez y, a través de un acuerdo previo, los copropietarios se turnan para disponer de la vivienda en un tiempo determinado. En este acuerdo se define también la cantidad de dinero que pagará cada comprador, que será proporcional a su tiempo de permanencia en el inmueble, pudiendo disfrutar así de todas las prestaciones e instalaciones disponibles en el inmueble como su mobiliario, piscina, gimnasio, zonas comunes, etc....

Entre las características principales a considerar de la multipropiedad es que el comprador no tendrá derecho a la propiedad del inmueble, sino el derecho del aprovechamiento de este. Y entre sus principales ventajas destaca un precio mucho más barato de lo normal.

Flexible Apartments. Este innovador concepto hace referencia a las nuevas viviendas que se adaptan completamente a las necesidades del propietario, permitiéndole utilizar y transformar el espacio según lo requiera en cualquier momento. Para ello, estas viviendas se diseñan con una estructura modular para facilitar la transformación de sus espacios de acuerdo con las necesidades individuales de cada residente. Pueden incluso variar su tamaño a través de paredes y mobiliarios modulares y móviles, adaptándose a personas solteras, parejas, familias o cualquier otra situación, utilizando todo su espacio disponible de manera 100% eficiente.

House Flipping. Se trata de un nuevo proceso de compraventa de viviendas que necesitan de una renovación para poder revenderlas poco tiempo después y obtener beneficios con esta operación. Dicho de otra manera, el house flipping es la compra, rehabilitación y venta rápida de una vivienda a un precio más alto del que se compró. Los inversores que apuesten por este tipo de movimiento deben saber que la principal clave para maximizar los beneficios es elegir propiedades que tengan un precio bajo, que necesiten de rehabilitaciones, pero cuyo presupuesto de reparación sea lo suficientemente ajustado para asegurarse que su posterior venta genere beneficios.

Build to rent. Se trata de una herramienta de inversión inmobiliaria que, como su propio nombre indica, consiste en la construcción de nuevas viviendas con el único objetivo de alquilarlas. Por ello, se trata también de una fórmula para facilitar el acceso a la vivienda a aquellas personas que tienen más dificultades para comprar.

Senior living. Una nueva modalidad de propiedad inmobiliaria especialmente diseñada para aquellas personas mayores independientes o que requieren de asistencia. Se trata de una tendencia que se ha consolidado en países anglosajones y que ahora se encuentra en ciudades como Valencia, Barcelona o Madrid, en el que los mayores conviven en una comunidad con servicios adaptados a las necesidades del colectivo. Francia y el Reino Unido son los países líderes en senior living en Europa. Sin embargo, España está emergiendo como un país destacado en este tipo de modelo de vivienda debido al proceso de envejecimiento de la población y a la alta calidad de vida y servicios que ofrece.

Coliving. Este tipo de viviendas colaborativas, mejor conocidas como cohousing, se están consagrando como una alternativa al alquiler o compra de viviendas a título individual. En el cohousing, un grupo de personas, a menudo familias, adultos mayores o individuos con intereses similares, deciden unirse para compartir una comunidad residencial de manera intencionada y participativa.

La característica principal del cohousing es que cada miembro o familia tiene su vivienda privada, que puede ser una casa o un apartamento, con todas las comodidades y servicios necesarios. Sin embargo, también comparten espacios y recursos comunes dentro de la comunidad. Estos espacios comunes suelen incluir una casa comunitaria, donde los miembros pueden reunirse para actividades sociales, comidas compartidas o reuniones, así como áreas al aire libre, jardines, zonas de juego, talleres, y más.

Lorena Zenklussen, CEO de Comprarcasa, define a los nuevos modelos de propiedad y compraventa de vivienda, como la multipropiedad, house flipping y el build to rent, como "unos innovadores enfoques del mercado que pueden representar una posible solución para el descenso de las compraventas en el mercado inmobiliario, ya que nos brindan la oportunidad de adaptar la experiencia inmobiliaria a las cambiantes necesidades de los clientes".

 

7 conceptos básicos de la compraventa y de la propiedad de vivienda