viernes. 01.03.2024

El 25% de los españoles que tienen una hipoteca variable o mixta destinan más del 35% de su salario a pagarla, según se desprende del último estudio realizado por Fotocasa Research a más de 5.000 personas entre los meses de agosto y septiembre de este año.

El estudio detalla que la rápida subida de los tipos de interés en el último año se ha traducido en un incremento de las cuotas para nueve de cada diez hipotecados con hipotecas mixtas o variables.

Por porcentaje destinado al pago de la hipoteca, los que dedicaban menos de un 15% de sus ingresos al pago de la hipoteca en 2022 han visto reducido su peso, pasando a ser en agosto de 2023 únicamente el 20%, once puntos porcentuales menos que un año antes (31%).

Asimismo, el porcentaje de los que dedican entre el 15% y el 25% de sus ingresos a pagar la hipoteca se reducen hasta el 24% entre quienes tienen una hipoteca mixta o variable, seis puntos menos que doce meses antes (30%).

Los "drásticos" descensos porcentuales en los dos primeros grupos se traducen en un gran aumento dentro del segmento de los que dedican más del 25% de sus ingresos al pago de la cuota mensual de su hipoteca, que pasan, en un año, del 28% al 44% en agosto de 2023, explica Fotocasa.

Dentro de este tercer colectivo, el grupo más representativo es el formado por los que destinan entre el 25% y el 35% de sus ingresos al abono de su contrato hipotecario, los cuales suman el 20%. Este último tramo se suma a los que destinan más del 35% de su salario al pago de este préstamo, que pasan del 13% de los hipotecados en agosto de 2022 al 25% este año.

Del total de los encuestados, un 59% afirma que la subida de tipos y cuotas hipotecarias le ha afectado mucho o bastante a su economía personal. De manera desglosada, los que aseguran que el impacto es 'mucho' ascienden al 27%, mientras que los que aseguran que es 'bastante' son el 32%.

Al otro lado, un 30% dice que el efecto ha sido 'poco', y existe un 11% restante que asegura que no les ha afectado nada.

HOMBRE O MUJER DE 47 AÑOS, EL PERFIL MÁS AFECTADO

Según el estudio, el perfil medio de los afectados por el incremento de las hipotecas se corresponde con el de un hombre o una mujer (se reparten al 50% entre ambos sexos) y con una media de edad de 46,8 años (el colectivo de entre los 35 y los 44 años aglutina el 33%, mientras que el de los 45 a los 54 constituye el 27%). Entre ambos segmentos se sitúa el de los que cuentan entre 55 y 75, que suponen un 28%.

Por su parte, la clase social y los ingresos también juegan un papel importante a la hora de discriminar cuánto afecta la subida de las hipotecas, indica Fotocasa.

De este modo, entre los impactados por la subida están sobrerrepresentadas las personas de clase social más baja, así como de bajos ingresos. De la misma manera, entre aquellos que declaran sentirse menos afectados las clases sociales más altas tienen un peso mayor.

En términos porcentuales, los grupos que se declaran más impactados por la situación (16%) son los que cuentan con unos ingresos de entre 1.001 y 1.500 euros, seguidos (con un 13% de afectados) de los que perciben entre 1.501 y 2.000 euros mensuales.

Por su parte, entre aquellos cuyos ingresos se sitúan entre los 5.000 y los 8.000 euros, tan sólo el 3% se reconocen afectados por el incremento hipotecario.

El 25% de los españoles con hipoteca mixta la paga con más del 35% de su salario