miércoles. 28.02.2024

El primer objetivo de la temporada para los hombres de Germán Crespo se ha cumplido con éxito y con algo de sufrimiento. El Córdoba venció en tierras gaditanas al Xerez, alzándose así con un puesto en la Copa del Rey. El conjunto califal partía a priori como gran favorito para conseguir el pase al torneo nacional, al llegar completamente invicto al encuentro, pero el Xerez buscaba volver al fútbol de nivel por la puerta grande.

El pase vendría de manera muy surrealista, como gran parte del partido. El ex portero del filial califal, Marc Vito, ahora portero del Xerez recibió el balón dentro de su propia área, se complicó la vida tras el pase del central y regaló el balón a Simo. El hispanomarroquí no lo pensó dos veces lanzándose a ras de suelo para rebañar el balón a dentro de la red. El gol no se libró de la polémica del partido, pues el graderío protestó al colegiado que el balón tocó en un cable que se encontraba en el césped, ocasionando el fallo de Marc Vito.

El gol finalmente acabó subiendo al marcador en un partido muy brusco, con muy poco fútbol y demasiadas interrupciones. El partido le vino grande al colegiado que no supo gestionar de manera adecuada el ritmo del encuentro y la agresividad de los jugadores. El ambiente hostil de Chapín no ayudaba a que el ambiente se calmase y así fue como llegó la tangana. Una discusión entre José Manuel Alonso y Jurado sembró el caos momentáneo en el partido, el colegiado sacó las tarjetas a pasear y decidió expulsar del encuentro a ambos jugadores, marcando de por sí el partido.

El Xerez salió a atacar a los blanquiverdes, no querían dejar escapar su oportunidad de volver al fútbol de altura español después de tanto suplicio y sufrimiento tras su refundación. El Córdoba estaba dispuesto al intercambio de golpes al, a priori, ser superior como equipo ante los gaditanos. El partido llegó al descanso sin muchas más incidencias, con muchas interrupciones y un Xerez que buscaba el empate. 

La segunda parte no sería menos, para ser líder y permanecer invicto después de tantas jornadas no solo hay que dominar, también se debe aprender a sufrir y si algo ha demostrado el Córdoba de Germán Crespo es que si hay que ponerse el mono de trabajo se lo pone. El Xerez puso el empate en el marcador pero el colegiado anuló el tanto de Lucas, encendiendo aún más al graderío y volviendo a caldear el ambiente. El Córdoba se encerró a defender para proteger el resultado, si era necesario hacer faltas estas se harían.

Simo se tomó muy enserio esto y tras dos cartulinas amarillas, la primera en el 73 y la segunda en el 87, era expulsado del encuentro, dejando a escasos minutos del final a su equipo con nueve hombres para defender el tan preciado pase a la Copa del Rey. El Xerez no tuvo mucho tiempo para aprovechar la superioridad y fue incapaz de entrar en la férrea defensa blanquiverde, que se llevaba la victoria de Cádiz y volvía a la Copa del Rey para enfentrarse a alguno de los equipos grandes de La Liga. Primer objetivo conseguido por Germán Crespo que buscará continuar con la racha ganadora en liga y mantener el liderato para obtener el soñado ascenso.

Victoria sufrida que sabe a Copa del Rey