viernes 27/5/22

El taekwondista olímpico, Jack Woolley, recibió una brutal paliza la noche del 13 de agosto mientras caminaba a la orilla del río Liffey en Dublín. El deportista ha compartido lo ocurrido en sus redes sociales donde ha mostrado unas fotografías de lo ocurrido. 

Al parecer, no fue la única persona que sufrió una agresión, ya que un grupo de entre 8 y 12 jóvenes agredía a todas las personas que encontraban a su paso. Así lo ha relatado él:  "Gracias a todos por los mensajes para preguntarme cómo estoy. La noche del 13 de agosto fui a comer con mi amigo y después a tomar unos tragos a un bar. Andando por el río Liffey, una banda de 8 a 12 escandalosos chicos y chicas de unos veinte años empezaron a agredir violentamente a la gente. Desafortunadamente, fui víctima de estos ataques aleatorios porque pasaba por ahí y una persona de ese grupo me dio un puñetazo en la cara. Un solo puñetazo, seguido de 'fallo mío, me he equivocado de persona', y siguieron corriendo por la carretera atacando a más ciudadanos que iban a la suya".

Aun con lo ocurrido, se siente agradecido de que tan solo fuera un golpe y no hubiera pasado a mayores. “Afortunadamente pude llamar por teléfono a una ambulancia y mantenerme consciente. Mis amigos me ayudaron a superar todo esto y me alegra decir que todos están bien y a salvo. Tengo suerte de que eso fue todo lo que pasó. Ahora mismo estoy esperando en el Hospital St. James's para una operación en la boca”.

La policía desconoce el motivo de las agresiones y prosigue en la búsqueda de los agresores de esa noche a orillas del río. 

Woolley cayó en octavos de taekwondo ante el argentino Lucas Guzmán y tan solo llevaba unos días en Dublín, tras llegar de los Juegos Olímpicos de Tokio, cuando ocurrieron los hechos.

El taekwondista olímpico, Jack Woolley, recibe una brutal paliza en Dublín
Comentarios