domingo. 14.07.2024

¡España estará en la final de la Eurocopa en el Estadio Olímpico de Berlín! Los hombres de Luis de la Fuente tiraron de personalidad y casta en un partido, que pronto se puso complicado para los españoles. Desde la alineación, España salía a competir con una baja importantísima como la de Carvajal, que Jesús Navas supo suplir.

Sería muy pronto en el encuentro cuando, tras un gran centro de Mbappé, Kolo Muani remataría solo en el área pequeña de España, batiendo a Unai Simón. A pesar de ese gol, España no renunciaría a su estilo de juego y, de la misma manera que hizo contra Georgia, se supo reponer con personalidad jugando a su estilo, buscando los huecos de la defensa francesa.

Kolo Muani celebrando su gol ante España
Kolo Muani celebrando su gol ante España

5 Minutos para la Historia

Para personalidad, la de Lamine Yamal que, con tan solo 16 años, conseguiría callar las críticas previas de los franceses sobre su rendimiento en el torneo, y marcaría un tremendo zurdazo a la escuadra de Maignan. Este golazo le devolvió la motivación a la Roja y tumbó a una Francia, que quedó tocada con el empate y no supo reponerse.

España tenía el momentum del encuentro, y salió al ataque por la banda derecha desatada. El balón llegaría dentro del área a Dani Olmo, una de las revelaciones del torneo, que con un gran sombrerito batió al central francés, y de volea, como hiciera Iniesta en Sudáfrica, batiría al portero, a pesar de que Koundé intentó despejarla.

Lamine Yamal celebrando su gol a Francia
Lamine Yamal celebrando su gol a Francia

Dominio y a Sufrir

A partir de ahí, España comenzó a controlar el juego, calmando las tensiones y manteniendo posesiones alargadas, para que Francia se dedicase a perseguir el balón. El conjunto de Deschamps salió al ataque y encerró un poco a España en su campo, pero sin conseguir tiros a puerta, fuera del balón parado.

Así se transcurrió el encuentro hasta los últimos minutos, un encuentro controlado, pero tenso, con una Francia necesitada de la pelota, persiguiendo sombras y haciendo cambios para aportar calidad al campo, con la entrada de Camavinga, Griezmann o Barcola, que fue el mejor de todo el encuentro.

Fabián regateando a Griezmann y Camavinga
Fabián regateando a Griezmann y Camavinga

Si bien, España no dejó que el juego de Francia fuera efectivo, la Roja sufrió con algunas internadas y carreras de Mbappé y Barcola por las bandas, encarando a Vivian y Nacho, pero no muy afinados contra la meta de Unai Simón. Finalmente, España consiguió aguantar el resultado para con pasión, colarse en la final de Berlín, ante una gran Francia, ante un público en contra, y a lo bajini, pudiendo conseguir su cuarta Eurocopa de la historia.

España celebrando su pase a la final
España celebrando su pase a la final

¡Remontada y a Berlín! Lamine y Dani Olmo dan el pase a la final a España